12 de enero de 2017

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

El Gobierno analiza diversificar precios de las bioenergías por “cuencas productivas”

Lo aseguró el director nacional de Promoción de Energías Renovables, Maximiliano Morrone. El funcionario reconoció que sólo 26 MW de biomasa fueron adjudicados en las licitaciones de energías renovables, por eso se estudia aplicar un marco regulatorio específico que comprenda las realidades para cada tecnología vinculada al biogás y la biomasa.

¿La intención es que biomasa crezca dentro de las energías renovables?

Hoy es un jugador dentro de las cuatro tecnologías que impulsamos -junto a eólicas, fotovoltáicas y hidroeléctricas de baja escala- con un tratamiento distinto al de las otras tecnologías. Los desarrolladores de proyectos de biomasa tienen otros negocios. Hay ahí una industria asociada a otra actividad, sea un tambo, un feedlot, un productor de porcinos, o utilizando la cáscara de maní como ocurre también en Córdoba. En la eólica o fotovoltáica el negocio principal es ese y ya tienen una estructura, accesos a fondos de inversión que potencian ese tipo de proyectos y sobre todo tienen la gimnasia. Por eso nos acercamos a productores como en este caso en la visita a Río Cuarto, y quiero destacar el trabajo conjunto en esto con el Ministerio de Agroindistria con el que trabajamos muy a la par.

¿Qué particularidad tiene la biomasa frente a las otras renovables?
-La biomasa permite generar energía de base porque tiende a ser constante, y tiene otros atributos como apalancar, monetizar o viabilizar otro negocio en la agroindustria; tiene aspectos positivos en lo ambiental por tratar residuos, y la potencialidad del desarrollo de mano de obra, entendiendo que por cada mega instalado de biomasa o biogás se requiere más mano de obra empleada que en las otras renovables. Estas son todas variables que estamos evaluando para determinar los beneficios, tangibilizarlos. En el futuro, un cliente podría comprar eólica o solar a 56 dólares el mega versus los 160 de la biomasa.

¿Esa diferencia económica puede ser compensada por los aportes de la biomasa?

-Eso es parte del entendimiento. Lo que podemos decir es que todos los proyectos presentados fueron adjudicados. Y hubo un valor de 160 dólares para el caso del biogás y de 110 para biomasa. La idea es poder avanzar en un proceso por cuencas productivas, por provincias, y a partir de ahí poder entender cuál es el precio justo. Hoy diría que lo puso la licitación en la que nadie fue obligado a acatar. Si hay más espacio para arriba o para abajo es lo que estamos analizando en este momento.

¿Córdoba es biomasa?

Creo que la provincia es muy rica en recursos, y sí tiene mucho potencial por el interés de muchos actores en el desarrollo de la biomasa. Hay gente muy involucrada en desarrollo agropecuario. Pero hay también eólicas y no descarto el desarrollo de fotovoltáica. Independientemente de que Córdoba versus el noroeste tiene menor potencial, pero igual es muy importante. En materia eólica somos el granero del mundo y en el caso de la solar, si nos comparamos con Alemania, tenemos un 60% más de potencial. Y por el lado de biomasa y biogás, somos un país agroindustrial, eso habla de la potencialidad. Obviamente tenemos que ir creciendo en forma paulatina, y por eso tenemos que tener el entendimiento para que se desarrolle y tratar de que se generen actores como creadores de tecnología y equipamiento en forma orgánica. Lo que va a pasar es el efecto contagio. Cuando un productor agropecuario vea que un vecino tiene una planta que le funciona, automáticamente va a buscar tener esa tecnología de su lado. Pero para eso necesitamos que todos los actores estén alineados y puedan madurar en sintonía.

¿Cómo marchan los objetivos de crecer en energías renovables?

Cumpliendo la ley 27.191 que determina que para 2018 la Argentina tiene que tener un 8% de su producción eléctrica de renovables con distintos pasos intermedios y con un objetivo final de llegar al 20% estamos actualmente bien.

¿Qué implica eso?

Estos contratos que fueron adjudicados con la última licitación se terminan de completar a partir de este jueves cuando se firmen y si empiezan la construcción estaríamos hoy ya cumpliendo la exigencia del 8%. Más allá de eso, la idea es seguir trabajando este año para la incorporación de potencia y llegar antes incluso de 2025 al 20% que dice la ley, viendo el interés de grupos internacionales y nacionales para el desarrollo de energías renovables en Argentina.

¿Habrá más licitaciones este año?

No tenemos la fecha pero estamos trabajando para incorporar más potencia en renovables.

FUENTE: Puntal.com.ar – Gonzalo Dal Bianco

Dejanos tu comentario sobre este artículo