17 de marzo de 2017

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli
[email protected]

Eficiencia Energética, una tendencia creciente para los tiempos que corren

Argentina de a poco se va amoldando a esta manera de consumir energía tras la suba de tarifas y promesas de nuevos aumentos. ¿Cuáles son las medidas de eficiencia energética de vanguardia que llagaron al país?

Subas en las tarifas programadas y nuevos aumentos anunciados, como el del gas que oscilará entre el 30 y 40 por ciento para el mes entrante, movilizan a los usuarios residenciales pero sobre todo comerciales e industriales, a adoptar medidas de eficiencia energética.

Sobre este aspecto hace hincapié el Ingeniero Mecánico (UBA) y Doctor en Ingeniería especializado en Energías Renovables por la Universidad Tecnológica de Michigan (USA), Lucas Lago, quien fundó en 2015 la consultora Sustentia Ingeniería.

“Surgió como respuesta al inminente reordenamiento energético que se avizoraba tiempo atrás. Junto a un equipo de ingenieros con amplia experiencia en la materia, hacemos foco en dos grandes sectores: por un lado, somos el soporte de Ingeniería Energética que pocas veces la Arquitectura y el Desarrollo Urbano tienen; por otra parte, brindamos soluciones de Eficiencia Energética a procesos industriales, en especial a las tantas industrias de la región de Cuyo que habitualmente no tienen este tipo de consultoría de forma local”, describe Lagos.

Lea también: “Una por una, las medidas de eficiencia energética que se están aplicando en el país”

En entrevista para energiaestratégica.com el experto da un panorama sobre este nicho que va en crecimiento y habla sobre tecnologías de vanguardia en el mundo que se están comenzando a aplicar en la Argentina.

¿Qué expectativas tiene para este nuevo año?

Las expectativas para este año son las mejores.

¿Por qué?

El cambio en la mentalidad de la gente ya pasó la etapa de negación y están empezando a tomar acciones y responsabilidad en la forma de consumo. Eso lo notamos en todos los ámbitos, desde desarrolladores urbanos que quieren incorporar eficiencia y generación energética a sus proyectos, incluso preparándose para volcar excedentes de energía renovable a la red, hasta industrias que comienzan a implementar un ordenamiento energético.

¿Qué tipo de mejoras se pueden considerar durante la planificación de la construcción de una edificación, a diferencia de una que ya está construida y pretende tomar medidas de eficiencia energética?

Las consideraciones son muchas, principalmente es importante estudiar la climatología y el medio donde se emplazará.

La diagramación y distribución de sus espacios en base al confort de quienes lo habiten y la energía que demandarán, la aislación térmica de la envolvente, tipos de aberturas, el aprovechamiento de la luz natural, la correcta selección de estrategias de climatización, etc.

Es importante marcar que en un edificio, cerca del 45% de la energía que se consume se destina al acondicionamiento térmico, así que en este aspecto siempre hay lugar para lograr un gran impacto.

Otros aspectos involucran la integración del edificio con el medio y comprender que es un nuevo actor consumiendo recursos energéticos escasos en el área. De aquí la importancia de analizar la posibilidad de autogenerar parte de la energía que necesita en su operación.

Ahora bien, para las edificaciones existentes obviamente sigue habiendo oportunidades de mejora, no obstante lo que aconsejamos y hacemos es un relevamiento de auditoría completo que permite identificar y proyectar mejoras sobre aspectos más puntuales.

Por ejemplo, los relevamientos termográficos evidencian rápidamente defectos en aislaciones de ductos para climatización, calderas, desbalances energéticos por sobrecargas en tableros eléctricos, mal funcionamiento de bombas, etc. Incluso, y más allá de lo técnico, es interesante marcar que habitualmente se consiguen ahorros significativos con la reeducación de la gente, fomentando cambios en las conductas.

En ese sentido éste es el objetivo último y más importante del trabajo, lograr que la gente se involucre en el cambio ya que incorporan y difunden esa concientización en su entorno y es ahí donde logramos un diferencial significativo como sociedad.

Una tecnología de vanguardia es la simulación energética en edificios. ¿Cómo funciona y qué recepción tiene en otros países del mundo?

La simulación energética de edificios es una herramienta muy poderosa y de un enorme potencial. Permite combinar la modelización completa del edificio (incluyendo sus servicios) con información estadística meteorológica del lugar. Esto permite simular el comportamiento energético dinámico, su operación, la incidencia de su ocupación, las eficiencias de las estrategias de climatización y hasta la influencia del entorno. Es un verdadero “banco de pruebas” que permite estudiar a priori el impacto de readecuación de variables como ser la aislación térmica, iluminación y hasta los horarios de ocupación y uso de equipamiento. Todo asociado a la energía, sus costos y por supuesto el confort de los usuarios.

En otros países del mundo estas herramientas son mucho más utilizadas porque justamente el costo de la energía es un factor clave a la hora de proyectar un edificio.

Incorporar estos estudios no solo fundamenta principios de confort y calidad, sino que además brinda previsibilidad de los costos operativos energéticos.

En el país esta tecnología se asociaba originalmente con certificaciones internacionales de sustentabilidad o bien a trabajos de I+D en la academia. No obstante, su evolución y versatilidad nos permite hoy anticiparnos a escenarios de mejoras ya sea en Oficinas públicas y privadas, escuelas, hospitales, hoteles o viviendas, logrando sinergias con los equipos de desarrolladores.

Y respecto a la industria, ¿qué herramientas existen?

En las industrias es importante analizar cada uno de los procesos productivos en términos energéticos.

Las grandes industrias tienen al alcance herramientas como la normativa ISO-50001, donde se propone un Sistema de Gestión Energético integral que involucra a toda la organización.

Para PyMes, aunque el tamaño de la empresa no justifique en principio una certificación, aconsejamos también trabajar con la filosofía de la Norma. Identificar la línea de base energética, estudiar los procesos y planificar objetivos concretos obliga a una introspección del negocio que permite una evolución en la mente del empresario.

En este contexto también ayudamos a que las PyMes conozcan y accedan al Fondo Argentino de Eficiencia Energética (FAEE), las líneas de créditos blandos gestionados desde la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética de la Nación, ésta es una excelente herramienta disponible y que recientemente lanzó su 6to llamado.

Lo que estamos viviendo es un cambio cultural muy positivo más allá de un reacomodamiento de tecnologías y buenas prácticas. Estamos empezando a satisfacer nuestras necesidades energéticas respetando el derecho de generaciones futuras a satisfacer las propias.

sustentia

2 Comentario

  1. Armando Paolini dice:

    A mi me parece excelente pero agregaria un reumen o prologo inicial

  2. SERGIO ANDRES TRUCCO dice:

    Hola Gracias y felicitaciones por el informe, yo soy de córdoba y dirijo Trucco Solar en donde trabajmos también para concientizar, es la base del futuro, y que bueno los datos que proporcionan de la norma 50001 y FAEE, Gracias.

Dejanos tu comentario sobre este artículo