01 de marzo de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

Análisis de situación: crisis energética, diversificación de la matriz y el rol de YPF

En una entrevista exclusiva para Energía Estratégica, Emilio Apud, ex Secretario de Energía de la Nación y actual director del Estado en YPF, señala debilidades y fortalezas de la actual gestión de gobierno, el rol de las energías renovables en la matriz y hasta dónde el Estado debiera acompañar el proceso y la estrategia de la empresa estatal YPF, que apunta a “ser la tercera generadora del país”.

¿Considera que hemos salido de la Crisis Energética? ¿Por qué?

Lo que se había anunciado en diciembre de 2015 era la Crisis Eléctrica dado el estado de colapso en que se encontraban los servicios, en particular en las grandes ciudades y en la industria.

Esa emergencia se había establecido por dos años y en diciembre de 2017 concluyó, no solo por cumplimiento del plazo establecido sino porque en realidad fueron superados los principales problemas.

Prueba de ello es que el nivel de cortes de electricidad y la duración de los mismos se redujeron a un 15% de los existentes en 2015 y los 7 años que lo precedieron.

Los acuerdos firmados con las distribuidoras a través de las RTI, fijadas por ley, permitieron sanear los ingresos y rearmar los contratos rotos unilateralmente por el Gobierno de N. Kirchner en 2003, al congelar las tarifas y no renegociar las condiciones contractuales después de la crisis económico-política que generó la salida de la convertibilidad.

Hoy, con el restablecimiento de la legalidad en los entes regulatorios, en este caso el ENRE, el Estado está nuevamente en condiciones de exigirle a las concesionarias que cumplan con los parámetros de calidad del servicio acordados.

¿Qué debilidades y qué fortalezas encuentra dentro de esta gestión en materia energética?

La debilidad principal la impuso el estado de colapso en que se recibió al sector luego de 12 años de descapitalización. También las demoras fruto de la judicialización del proceso de saneamiento tarifario.

Dentro de los logros, destaco: el proceso de corregir la distorsión de la matriz energética, promoviendo con éxito el desarrollo de energías renovables, la normalización de los ente reguladores, la eliminación de buena parte de los subsidios, la eliminación del barril criollo y el alineamiento con los precios internacionales de crudo, la liberación del precio de los combustibles como marca la ley, el incentivo a la producción de nuevos gases, la adecuación de los contratos heredados con China de las centrales hidroeléctricas en el río Santa Cruz y la dos centrales nucleares, el inicio del proceso para eliminar a ENARSA y la transparencia en los procesos licitatorios.

¿Qué opinión le merece al avance de las energías renovables en la matriz energética?

Era necesario el desarrollo de las renovables.

Veníamos con un atraso de más de 15 años respecto del mundo que no guardaban  relación con los importantes recursos eólicos, solares e hídricos que tenemos en nuestro territorio. Las licitaciones exitosas lanzadas permitirán pasar de prácticamente cero al 8%, en 2 años, en cuanto a potencia instalada y al 20 % de la generación en 2025.

Pero hay que tener cuidado con un desarrollo precipitado, no se puede incorporar cualquier cantidad y en cualquier momento. Hay restricciones técnicas, operativas y económicas que trascienden a las renovables y que es necesario incorporar al análisis.

¿Qué rol debiera tomar el estado con respecto al desarrollo de las energías renovables?

Una vez incorporadas a la matriz de generación eléctrica a través de las ventajas que incluyen para los inversores las licitaciones realizadas, el Estado debe velar por un adecuado funcionamiento de la red de interconexión y promover en el sector financiero líneas de crédito atractivas.

¿Considera que las licitaciones del Programa RenovAr debieran continuar?

Después del Renovar en curso, considero que será una etapa exitosa agotada y el Estado debería promover la libre competencia y relación entre generación y demanda.

YPF se está metiendo de lleno en el negocio de las energías renovables. ¿Qué opinión le merece a este tipo de iniciativas?

La actual administración de YPF S.A., empresa privada con el 51% de sus acciones en manos del Estado Nacional y que cotiza en las bolsas de Nueva York y Buenos Aires, ha decidido incursionar fuertemente en el negocio eléctrico.

Con sus activos en generación térmica y la incorporación de renovables y térmicas, pasará en breve a ser la tercera generadora del país. Está mutando de empresa petrolera a empresa de energía.

Dentro de esta nueva visión y por resultar rentable para sus operaciones en el up stream y  su política comercial, ha decidido incursionar en generación eólica apuntando así a un parque de generación en base a renovables y gas natural de su propia producción. Es una decisión estratégica que comparto ante un futuro energético mundial con grandes cambios en cuanto a la participación fósil en la matriz energética.

Lea también: «Emilio Apud: “el próximo gobierno va a tener que recordarle o aclararle a la gente lo que cuesta la energía”»

Dejanos tu comentario sobre este artículo