21 de mayo de 2018

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Alerta roja en el proyecto hidroeléctrico más grande de Colombia: la academia debate su rol y gremios locales se solidarizan

Seis asociaciones del sector de la electricidad emitieron un comunicado en apoyo a la Central Hidroeléctrica Ituango, que está atravesando su crisis más grande a meses de lo que debería ser su inauguración. Por otro lado, las universidades inician diálogo sobre qué papel tomar en esta situación de emergencia.

La incertidumbre asciende en torno al problema que está atravesando la construcción de la Central Hidroeléctrica Ituango de 2400 MW, el proyecto de generación de energía más grande que se desarrolló en Colombia y que podrá representar al 2022 un 14% de la capacidad instalada actual. 

Hace tres semanas, una obstrucción en un túnel de la obra produjo un represamiento aguas arriba que decayó en una creciente y esto puso en alerta a todo el país. De los 12 municipios en su área de influencia, siete recibieron ordenes de evacuación.

A la fecha, se publicaron 28 comunicados oficiales al respecto por parte de Empresas Públicas de Medellín E.S.P., conocida oficialmente por las siglas EPM. El último comunicado –que data de la noche del domingo 21 de mayo– informa que 1.500 personas trabajan las 24 horas del día para llegar a la cota 410 de la presa y terminar el vertedero. (ver comunicados en línea)

Alcanzar la cota 410 de la presa –detalla el comunicado– permitiría ofrecer una mayor protección a las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto hidroeléctrico Ituango, ya que si el agua sube podrá verter naturalmente por estos canales y evitaría que rebose por encima de la estructura.

Este domingo 20 de mayo se alcanzó la cota 407, con lo cual faltan tres metros para llegar a la meta, afirma EPM a través de su último comunicado. Sin embargo, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) la alerta roja continúa para cuatro municipios.

Al respecto, German Arce, el Ministro de Minas y Energía de Colombia en su último anuncio a través de EPM dijo que han insistido en que no es un simulacro, que se están preparando para el peor escenario de riesgos, trabajando precisamente para que esa situación no se materialice y que, por el contrario, el equipo técnico recupere el control sobre el embalse.  

Aún queda mucho trabajo para hacer y por ello se conservan los niveles de máxima alerta y el desalojo preventivo en las zonas ribereñas de los municipios aguas debajo de la presa. La situación preocupa no sólo a los habitantes afectados directamente por la anegación de sus casas y calles. 

En este sentido, desde la academia se ha convocado esta semana a abrir el diálogo entre la comunidad educativa para evaluar qué papel deberán desempeñar las universidades ante esta situación de emergencia. 

La Decanatura de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia, en su Sede en la Ciudad de Medellín, convocó a un conversatorio para este martes 22 de mayo con la intensión de avanzar sobre el tema y proponer una alternativa a la resolución de problemas asociados a la construcción de la Central Hidroeléctrica Ituango.  

Hasta tanto se solucione aquella crisis, para transmitir tranquilidad a la sociedad y mostrar apoyo al proyecto frente a las “dificultades en la construcción”, seis gremios eléctricos emitieron un comunicado al público en general para ratificar los grados de avance en la obra y el trabajo en la solución de “contingencias”. (ver comunicado en línea)

Allí afirman que lo sucedido con el Proyecto Hidroeléctrico Ituango no afectará la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional, ya que la capacidad de generación actual cubre la demanda del país. Por otro lado, depositan su confianza en las tareas que se están llevando a cabo en las obras, como ” acciones necesarias y posibles para mitigar los potenciales riesgos que se pudiesen materializar”. 

Entre los firmantes de ese comunicado estuvieron Alejandro Castañeda, el Director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (ANDEG); Alejandro Lucio, el Director Ejecutivo de «Ser Colombia» Asociación Energías Renovables; Martha Aguilar, la Directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Comercialización de Energía (ACCE); José Camilo Manzur, el Director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (ASOCODIS); Ángela Montoya, la Presidente Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (ACOLGEN); y, Gustavo Galvis, el Presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (ANDESCO). 

Dejanos tu comentario sobre este artículo