En los próximos cinco meses la compañía entrará en su fase final de reestructuración bajo la guía y coordinación del gobierno de la república China.

Reorganización, cabe recordar, que lleva cinco años de ejecución y ha representado el fortalecimiento financiero y comercial de la multinacional, generando un balance positivo en el 2019 al incrementar sus envíos anuales en un 136% respecto al 2018.

Además le ha significado ventas en Europa en 2019 por 214 MW y proyectos EPC en el Salvador, de 16,2 MWp, cuatro en Chile, de 11,50 MWp cada uno (62,22 MWp en total)”.

«Completado el periodo final de reestructuración, la compañía entrará en una senda de desarrollo saludable, los que permitirá que el índice de endeudamiento caiga al nivel más bajo de la industria», resaltó el Director Financiero de Yingli Green Energy, Wang Yiyue.

Y destacó que «nuestro flujo de caja también mejorará enormemente, y el liderazgo tecnológico y la competitividad de producto se fortalecerán aún más, lo que será propicio para incrementar aún más la estabilidad, la competitividad de la cadena industrial y la de suministros».

Durante este periodo final de reorganización, el objetivo de la empresa, afirma un comunicado de prensa, «es trabajar de la mano con el tribunal y el administrador de conformidad con la ley, para cumplir con las obligaciones adquiridas, equilibrar y proteger los derechos e intereses legítimos de todas las partes».

«En esta esta última etapa, no se verá afectadas ninguna actividad y se desarrollarán de forma normal la producción y operación de la multinacional China en todo el mundo. De igual manera se mantendrán de forma normal los contratos laborales, salarios y beneficios», destacan desde Yingli.

«Así mismo se seguirá garantizando los derechos e intereses de los proveedores y clientes. Al finalizar la reestructuración, Yingli Solar tiene como objetivos clave, la implementación del plan establecido en el periodo de reorganización, la innovación de métodos comerciales, la optimización del diseño de la capacidad de producción, la actualización de las líneas de producción de equipos y la liberación de reservas de tecnología avanzada», agrega el parte de prensa.

Y concluye que «en esta misma línea varios inversores estratégicos han presentado la intención de participar en la reestructuración de la compañía, como inversionista industrial, lo que ayudará a la empresa a mejorar aún más sus activos y su posición de efectivo, mejorar la rentabilidad y la ventaja competitiva».