Si bien a medidos de mayo Oscar Capezio, jefe del Departamento Técnico de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), afirmaba que se encontraba “listo” el pliego para la ampliación de las potencias de la central hidroeléctrica situada sobre el río Paraná con tres turbinas más, lo que elevaría a 23 la cantidad de equipos, aún no se ha lanzado.

Fuentes vinculadas a la EBY revelan en diálogo con energiaestrategica.com que de expedirse el pliego en el corto plazo, las potencias podrían llegar a incorporarse recién el año que viene. “Para montar las 3 turbinas hay que realizar toda una labor civil que tiene que ver con movimientos de suelos, roca y obras de hormigón, lo cual es un trabajo a considerar dentro del proyecto”, explican.

Agregan que es posible que el pliego se lance próximamente, ya que “el proyecto está bastante avanzado en cuanto a planos y perspectivas de las colocaciones”; sin embargo, aseguran que “aún no se sabe nada al respecto”.

Según declaraciones de Oscar Thomas, director ejecutivo de la EBY, las turbinas aportarían 480 MW de potencia instalada, que se sumarían a las 20 turbinas ya montadas, lo que permitiría una potencia total de 3680 MW. Se estima un monto de inversión de 1.100 millones de dólares para las 3 turbinas y la obra civil. No obstante, fuentes del sector señalan que las máquinas podrían ser más pequeñas que las de 160 MW instaladas actualmente.

Lo cierto es que el proceso está en marcha. Según expresó Capezio, las tres máquinas nuevas permitirán mantener la generación de 20 mil gigavatios/hora anuales en forma constante, lo que permitirá realizar tareas de mantenimiento a otras turbinas sin afectar el suministro de Argentina.

Actualmente Yacyretá posee una potencia instalada de 3200 MW, lo que permite la producción de un 20 por ciento de la energía que consume la Argentina y el 30 por ciento de la energía hidroeléctrica del país.