Desde la empresa de tecnología que fusiona a YPF con el CONICET, se dio a conocer un nuevo producto capaz de suplir la importación de cañerías para el sector petrolero. Se trata de objetos tubulares construidos en Epoxi reforzado con fibra de vidrio, de alto diámetro y presión. El mismo implicó una optimización de la tecnología empleada y se instala como posible solución frente a problemas de la Industria.

A través de estudios realizados por los equipos técnicos de Y-TEC, junto al área de ingeniería de REPSA y la empresa Ceve´s Ingeniería, fue posible  lograr un producto de alta durabilidad y menores costos de inversión. Dichas firmas llevaron adelante la ingeniería, construcción y pruebas del dispositivo, hasta consolidar el producto final, al cabo de 120 días.

Se desempeñaron en el proceso, 15 profesionales y técnicos. También contó con la participación activa del área de ingeniería de obras de Rincón de los Sauces, que facilitó el área para realizar la instalación de la primera producción industrial de este producto.

Fue así como se trabajó en el equipamiento necesario para el montaje de la cañería en el campo, desarrollo que requirió establecer un elevado valor de ajuste de la rosca, para garantizar el sellado. Esta necesidad  llevó a una innovación en el método, reemplazando el modo manual usual por un sistema mecánico a partir de un dispositivo de ajuste por torque.

Esto no sólo garantiza el sellado y la integridad de la rosca, sino que además permite aumentar, de modo significativo, la velocidad de montaje de la cañería en el campo.

En este sentido, se apostó por la innovación y el valor agregado, desarrollando un producto cuyos costos operativos fueron reducidos de manera considerable. De esta forma, Y-TEC incorpora tecnologías a la industria de la energía y alcanza su objetivo estratégico, desarrollando un producto capaz de sustituir localmente los insumos importados, que tienen un impacto directo sobre la producción. Porque cuanto mejor se conocen las necesidades del campo, más rápido se puede satisfacerlas.