Xochitl Gálvez: «No vamos a detener por decreto el avance del sector energético, como parece desearse en la esfera política»

La senadora mexicana encabezó el foro Hidrógeno Verde: el vector energético para descarbonizar la economía de México y definió los grandes retos que tiene el país para desarrollar la industria renovable


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

En el marco de una situación de incertidumbre en México por la suspensión de subastas para proyectos de energías renovables por parte del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), senadores y otras autoridades políticas junto con actores del sector privado siguen trabajando arduamente para dar luz a reformas que impulsen las energías limpias.

Durante el foro Hidrógeno Verde: el vector energético para descarbonizar la economía de México, la senadora Xochitl Gálvez, integrante de la Comisión de Energía y Medio Ambiente, fue tajante y mostró su compromiso por avanzar en una transición energética justa.

“Quiero dejar muy claro que no vamos a detener por decreto los avances tecnológicos del sector energético, como a veces parece desearse en las esferas de la política. El avance tecnológico y la transición energética ya están aquí y llegaron para quedarse”, afirmó.

Si no los aprovechamos, vamos a susurrar las consecuencias económicas, medioambientales y sociales. Es por eso que la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles es ahora más urgente que nunca”, agregó.

Para Gálvez, el hidrógeno verde emerge como un vector energético clave para descarbonizar la economía y tiene el potencial de reemplazar los combustibles fósiles en una amplia gama de sectores como el transporte, la industria energética y el almacenamiento de energía. 

Los grandes desafíos para impulsar el hidrógeno verde en México

Si bien dejó en claro la potencialidad del vector energético, la letrada admitió que se vienen muchos retos por delante para desarrollar esa industria: “Es importante ser realistas y reconocer que la transición al hidrógeno verde no será fácil. Todavía hay muchos desafíos técnicos, económicos y políticos que debemos enfrentar para lograr una transición exitosa”. 

En primer lugar, la letrada afirmó que se debe contar con la infraestructura adecuada para la producción, distribución y almacenamiento de hidrógeno verde a gran escala, lo cual requerirá inversiones significativas en tecnologías. En este sentido, manifestó que en la actualidad México está “en pañales” en este rubro. 

También, planteó la necesidad de abordar los desafíos técnicos asociados en términos de eficiencia energética, costos y seguridad. “¿Podrá la ciencia abaratar los costos y facilitar el uso de hidrógeno verde para que sea una opción viable, además de la electrificación que ya está dando en muchos sectores de la economía? Estoy segura que sí, pero quizás lleve tiempo” .

Finalmente, destacó los retos políticos y regulatorios asociados con la transición al hidrógeno verde. “Tenemos la necesidad de establecer marcos regulatorios y políticas públicas que fomenten la inversión y la innovación en el sector, promuevan una transición justa y equitativa para todos los sectores de nuestra economía”. 

“En este punto, desde el Senado de la República, tenemos una gran deuda. No hemos podido consolidar un proceso de transición legislativa, no sólo hacia el hidrógeno verde, sino hacia el nuevo mundo que nos rodea”, se lamentó.

Para la funcionaria, todos estos desafíos significativos requerirán de la cooperación y el compromiso de todos los actores relevantes, incluyendo el gobierno federal, el poder legislativo, la industria, la sociedad civil y la comunidad científica y académica. 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *