Wood Mackenzie alerta que continuarán los apagones en México

Portavoces del grupo global de investigación y consultoría aseguran que la demanda sigue creciendo a un ritmo distinto que las redes de transmisión y distribución en México y eso provoca interrupciones en el servicio y precios altos.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

En el marco del Foro: Estatus de la industria fotovoltaica y el incremento en la demanda de energía eléctrica en México, elaborado por BayWa R.e, panelistas invitados, discutieron sobre políticas regulatorias, apagones y saturación de la red.

Una de ellas fue Sofía Solis, renewable energy analyst, Power and Renewables en Wood Mackenzie, quien espera que la demanda siga creciendo tanto en el siguiente semestre como en el corto plazo en México. 

“El nearshoring explica una parte importante de nuestro pronóstico de la demanda. Es un fenómeno que sabemos que va a generar un incremento en la economía de México que va a traer nuevas inversiones. También la ola de calor ha hecho que la demanda incremente de una manera exponencial ”, explicó.

“Durante junio de este año vimos 50 GW cuando el año pasado estábamos viendo 46.3 GW, esto marca un incremento del 10% comparado con 2022. Esperamos que esta tendencia se mantenga tanto en este semestre como en los siguientes años”, agregó. 

Según las estimaciones de Solis, en un escenario estable la demanda en México aumentará un 1% en 2027 y a partir del 2028 y 2030 una adición más cercana al 2%

En cuanto a los apagones, la especialista destacó que si bien la demanda va a hacer crecer la matriz, esta no ha aumentado en los últimos años a la par de la transmisión y distribución en México.

En este sentido, advierte que la congestión ha crecido mucho porque la capacidad no ha aumentado al mismo ritmo de la demanda y se necesita de manera urgente un aumento en la capacidad instalada.

“En el corto plazo, si este fenómeno se mantiene esperamos que la saturación continúe y que los precios en ciertas regiones se mantengan altos específicamente, para la Península. También esperamos que ocurran apagones”, anticipó.

“Hay que buscar soluciones para poder ayudar a la transmisión y distribución para que pueda entrar mayor capacidad instalada a la par de que también pueda ingresar generación distribuida por las redes de distribución y así mantener esta diversificación”, agregó.

Rol de la generación distribuida

En este contexto, Solis calificó a la generación distribuida como un driver importante en el corto y mediano plazo para contribuir a esta situación.

“Las instalaciones han mantenido un crecimiento constante desde el 2013 y esperamos que la tendencia se mantenga. Esto permite diversificar y descentralizar la matriz y quitarle presión al sistema porque el usuario está generando su propia energía e inyectando un alivio a la red”, argumentó.

De acuerdo a las cifras expuestas, el año pasado alrededor de 545 MW fueron instaladas en gran escala mientras que generación distribuida se mantuvo por encima de las 600 MW instaladas. 

“Esto tiene que ver con la dificultad que ha habido en la obtención de permisos en proyectos a gran escala. Entonces vemos que el segmento de generación distribuida es y será el driver en el corto plazo para la capacidad fotovoltaica en México”, añadió.

En cuanto al crecimiento que prevé Wood Mackenzi de este segmento en México, Solis destacó:“ Esperamos que en los próximos 10 años las instalaciones de generación distribuida crecerán entre 0.5 y 0.6 GW por año. En el corto plazo esperamos un crecimiento alto y en el mediano plazo esperamos que se mantenga un poco más ralentizado.”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *