El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, anunció que «se iniciarion conversaciones con China» para renegociar el financiamiento de obras de energía por casi u$s20.000 millones, en referencia al costo de las represas hidroeléctricas en Santa Cruz y la construcción de dos nuevas centrales nucleares.

«Se iniciaron conversaciones con China pero no hay nada acordado. Hay condiciones que ellos quieren imponer y queremos renegociar. Atucha 3 va a arrancar en los primeros meses de 2017, pero hecho con seriedad«, indicó el funcionario.

Aranguren formará parte de la comitiva oficial que acompañará al presidente Mauricio Macri a Washington, Estados Unidos, para asisitir a la Cumbre de Seguridad Nuclear que se realizará esta semana, y en ese marco, el ministro negociará con las autoridades chinas.

«En el gobierno anterior, les asignaban una partida presupuestaria y cuando se agotaba, les daban una extensión. Así no se hacen las obras. Vamos a hacer las dos centrales nucleares, el aprovechamiento del río Santa Cruz, pero con seriedad. Estamos definiendo con el Ministerio de Hacienda y con la Jefatura de Gabinete cuáles son las partidas para el programa energético. Vamos a ser responsables. Si hay una ampliación del gasto, que sea en forma eficiente«, planteó.

Aranguren destacó que «a partir de la posibilidad de que el Congreso apruebe un acuerdo con los acreedores (de la deuda en default), va a haber una caída en el costo del capital para el país«.

En ese contexto, aseguró que «volveremos a ser sujeto de crédito, y obras de esta magnitud van a tener otros costos de financiamiento«.

Sobre el tema tarifario, Aranguren ratificó que el ajuste en el servicio de gas «será en las próximas semanas» y sostuvo que «es algo que tiene que ocurrir«, según consignó la agencia DyN.

En este sentido, Aranguren afirmó que «a partir de las reducciones tarifarias (en los subsidios que paga el Estado), se pueden generar ahorros y dirigir esos recursos a mejorar la oferta energética«.