Villalonga: “El RIGI no está pensado para activar proyectos verdes”

El presidente de GLOBE y miembro de la PlataformaH2 Argentina criticó la estructura del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones del proyecto de Ley de Bases, principalmente por los plazos previstos.

El nuevo proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos podría iniciar su debate en las comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación a partir de la semana próxima.

El objetivo del oficialismo es lograr dictamen antes de fin de mes para llevar el proyecto al recinto en los primeros días de mayo, en la búsqueda de lograr la media sanción – y por qué no también la aprobación en el Senado – antes del Pacto de Mayo que convocó Javier Milei

Tal como anticipó Energía Estratégica (ver nota), la nueva versión de proyecto de Ley Ómnibus mantiene las reformas Leyes N° 15.336 y 24.065 con el fin de liberar la comercialización, competencia y ampliación del mercado eléctrico (libre elección de proveedor de energía eléctrica) y repite la creación del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI).

La PlataformaH2 Argentina analizó el régimen en cuestión y uno de sus integrantes afirmó que “el RIGI no está pensado para activar proyectos verdes”, sino más bien proyectos vinculados al gas natural licuado (GNL) e hidrocarburos. 

“Puede que algún proyecto de minería se pueda adaptar a inversiones en infraestructura eléctrica. Pero si ponemos el foco en las renovables y en el caso del hidrógeno, creo que el RIGI no tendrá mayor impacto”, señaló Juan Carlos Villalonga, presidente de GLOBE y miembro de la PlataformaH2 Argentina. 

“Para el desarrollo de las renovables se necesita al Estado activando infraestructura eléctrica, a través de obra pública, licitaciones, créditos internacionales o cualquier esquema usual. No hay mucho para inventar, y es imprescindible hacerlo lo antes posible”, agregó en conversación con Energía Estratégica.

Cabe recordar que se prevé un plazo de adhesión al RIGI de dos años a partir de su entrada en vigencia (prorrogable por otros dos años). Mientras que el valor mínimo de inversión en activos computables oscilará entre USD 200.000.000 (el Ejecutivo no podrá bajarlo de los USD 50.000.000) y USD 900.000.000, cualquiera sea el sector productivo involucrado. 

Por lo que surgen los interrogantes de si son adecuados los plazos y montos previstos para el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde; a lo que VIllalonga consideró que se requieren otros tiempos. 

“No hay proyectos de hidrógeno que puedan arrancar antes de cuatro años y los plazos para que se concreten acuerdos comerciales que justifiquen las inversiones son aún inciertos. Eso hace que un RIGI para el H2 debe tener plazos mucho mayores”, sostuvo.

“Es paradójico, requiere plazos más prolongados y se avanza paulatinamente, pero al mismo tiempo debemos movernos rápidamente para no perder el tren. Cuando se genere el mercado del H2, los tiempos se acelerarán y quienes no hayan generado las condiciones favorables para ese entonces, quedarán fuera”, continuó.

Bajo ese contexto, el presidente de GLOBE y miembro de la PlataformaH2 Argentina  apuntó a la necesidad de adaptar un RIGI específico para el hidrógeno y contemplar una etapa preliminar sin grandes inversiones pero con mucha actividad en pequeños proyectos y acuerdos de cooperación internacional, similar a la ley de H2 planteada hasta 2023.  

Actualización normativa

La Ley N° 27191 está muy cerca de cumplir su ciclo, ya que el objetivo de 20% participación renovable en la cobertura de la demanda eléctrica es al 31 de diciembre del 2025, por lo que desde el sector energético ya advirtieron de ese vencimiento y Villalonga no fue ajeno a ello. 

De modo tal que subrayó que la extensión de dicha ley debería ser prioridad, actualizando el esquema para los próximos 5 o 10 años, como también la importancia de adoptar una meta para 2030 y 2035. 

“Eso define lo que el sector privado deberá hacer, pero también eso determina una serie de tareas que el Estado deberá hacer”, manifestó el especialista.

Todos esos temas y más debatirán actores del sector público, privado y de la sociedad civil en el Foro Transición energética e Hidrógeno Verde, organizado por la provincia de Chubut y la PlataformaH2 Argentina. 

El evento se llevará a cabo el próximo 26 de abril y dispondrá de cinco paneles, cuyos ejes serán la cooperación internacional para el impulso del hidrógeno verde; la infraestructura regional necesaria; el marco regulatorio; las cadenas de valor y las oportunidades de inversión y empleo para las provincias. 

Desde la PlataformaH2 Argentina se promueve la articulación multisectorial para la elaboración de una hoja de ruta del hidrógeno verde para la argentina, como oportunidad estratégica para el sector industrial y energético.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *