Vida Silvestre le presentó 8 propuestas a Sergio Bergman, ministro de Medio Ambiente, que considera prioritarias teniendo en cuenta el contexto mundial, donde se consumen 60 por ciento más de los recursos que el planeta es capaz de sostener a largo plazo (Footprint Network, 2015), y el rol clave de la Argentina como 9º país más rico en recursos naturales (Living Planet Report, WWF,2012).

Las 8 propuestas presentadas son:

1- Profundizar la jerarquización de la temática ambiental en la agenda de gobierno: dotar al nuevo Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de presupuesto y concentrar en éste el control de las actividades productivas con incidencia directa sobre recursos naturales renovables.

2- Incluir los costos ambientales en las cuentas nacionales: una estrategia para integrar el capital natural como variable macroeconómica, y un paso hacia la internalización de los costos ambientales en el sector privado.

3- Diversificar la matriz energética a través de la inversión en energías limpias, cumpliendo con las metas de la nueva Ley de Energías Renovables (Ley 27.191), incorporando fundamentalmente las fuentes más importantes como la eólica, biomasa y solar, para alcanzar una meta del 8 por ciento al 2017 y del 20 por ciento al 2025; y aplicar políticas de uso racional y eficiente de la energía que apunten a reducir el consumo innecesario en, al menos, un 25 por ciento para 2030.

4- Promover una política de Estado que planifique estratégicamente el uso del territorio: implementar la Ley de Bosques (26.331) e impulsar procesos similares en otras regiones, dos pasos para un plan de desarrollo territorial integral.

5- Proteger el 17 por ciento de la superficie terrestre y el 10 por ciento de la marina a partir de la consolidación del Sistema Federal de Áreas Protegidas (SIFAP) y de la promoción de una ley que fije estándares mínimos y políticas comunes entre diferentes jurisdicciones.

6- Promover el desarrollo de buenas prácticas ambientales: adoptar los criterios del Pacto Global (PNUD) e incentivar la adopción de mecanismos de certificación específicos en los sectores de agricultura, ganadería, actividad forestal e industrial a lo largo de todas las cadenas de producción claves de bienes y servicios.

7- Impulsar un manejo pesquero sustentable a través de un Manejo Basado en Ecosistemas y la inversión en investigación y monitoreo de las pesquerías del Mar Argentino.

8. Desarrollar e implementar una Ley de Presupuestos Mínimos de Educación Ambiental que pueda organizar y sistematizar una propuesta pedagógica y didáctica nacional, definiendo consensos básicos, pero sosteniendo y encuadrando las especificidades propias de cada jurisdicción.