Las palas, de 73 metros de largo, serán fabricadas localmente en la planta de TPI Composites en Matamoros, fábrica que provee a Vestas las palas para el creciente número de pedidos de turbinas
V136 y V150 en México y Latinoamérica.

Las torres de las turbinas también serán producidas por fabricantes locales.

“Este contrato evidencia la capacidad de la tecnología de Vestas para dar respuesta a la creciente demanda de energía limpia, segura y competitiva por parte compañías privadas en México,” afirma
Agustín Sánchez-Tembleque, General Manager de Vestas México.

Vestas fue pionera en el mercado eólico mexicano con la instalación de su primer aerogenerador comercial en 1994. Desde entonces, la capacidad instalada y en construcción de Vestas en el país
asciende a más de 2,3 GW.