Vector Cuatro, compañía de Falck Renewables, cuenta con experiencia de gestión de activos en más de 200 proyectos a nivel mundial. Esto se traduce en unos 2,4GW totales alcanzados sólo con este servicio.

En atención a aquella cifra en crecimiento, el equipo de negocios de la compañía resolvió presentar a clientes, reguladores y demás interesados al rededor del mundo su herramienta digital NUO, destinada precisamente a gestión de activos renovables.

Su estrategia de penetración incluye países de europeos como España o Italia, asiáticos como Japón y latinoamericanos como México.

Según confirmó César Sierra, gerente de desarrollo de negocios de la empresa, el primer evento se llevará a cabo el 19 de febrero en el Hotel St. Regis de Ciudad de México. Allí, se prevé la asistencia de unas 200 personalidades de sector público y privado.

Entre ellos, ya confirmaron su participación más de 15 panelistas, entre ellos voceros de la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX) y la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), además de representantes de empresas de gran porte de estas tecnologías de generación, alguno de los cuales ya son clientes de Vector Cuatro.

¿Porqué el evento inicia en este mercado?

Desde la empresa explican que a pesar de los cambios que se encuentra atravesando el sector eléctrico en este primer año de la nueva administración, México continua siendo uno de los mercados más atractivos de la región latinoamericana.

Al respecto destacan “México ocupa el puesto número 14 entre los países que más invierten en energías renovables. En la actualidad, suma más de 4.9 GW de capacidad instalada en energía eólica y 4.5 GW en solar”.

Inclusive allí se viene impulsando un mercado entre privados donde César Sierra consideró que “cada vez más empresas optan por spot o merchant, por sobre PPAs”.

Estos “concursos eléctricos”, que vinieron a ofrecer la alternativa más competitiva a las subastas a largo plazo que convocaba el CENACE, despiertan también muchas expectativas. Más aún durante febrero, cuando la iniciativa privada empezará a dar con los primeros resultados de sus procesos de procura.

En este escenario, “escogimos esta fecha para ser de los primeros eventos del año y acompañar de cerca las nuevas definiciones en política energética y también los fallos de subastas privadas”.

De allí, un análisis del escenario presente y proyecciones a futuro apremiarían para arrojar un manto de certeza en nuevas inversiones que puedan realizarse antes del 2024, año en el cual México debe cumplir su compromiso de participación de un 35% de energías limpias en su matriz eléctrica.