Paulo Farina fue Subsecretario de Energía Eléctrica durante el último período de la administración de Cristina Kirchner. Antes tuvo un paso por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) y la Secretaría de Finanzas.

El lunes 22 de julio de este año, previo a los resultados electorales de las PASO (que dejan prever que el próximo presidente será Alberto Fernández y su compañera de fórmula, Cristina Kirchner) y la disparada del dólar y el riesgo país, el especialista analizó el mercado eléctrico, la situación de Vaca Muerta y las energías renovables.

Para Farina el próximo gobierno que tome las riendas no perderá de vista el desarrollo de Vaca Muerta, que cada vez se torna más competitiva, pero señala que el proyecto “se justifica” como modelo de exportación.

¿Cómo deberán competir las renovables y, en particular, las rondas licitatorias del RenovAr? Para el exfuncionario sería importante comenzar a aprovechar la ociosidad que deja el despacho de ciertas tecnologías, como la solar fotovoltaica por ejemplo, cuyo proyectos el mejor de los casos poseen un factor de capacidad que ronda el 32% y cuentan con líneas eléctricas para su completa disposición.

Además, el especialista opina sobre otros mecanismos como el MATER, que permite el avance de contratos bilaterales de energías renovables, y la Ronda 4, subasta que en julio estaba en los papeles del Gobierno de Mauricio Macri pero con esta crisis financiera y el muy probable cambio de gestión está paralizada.