Si se considera que el 27% de toda la electricidad en México proviene de fuentes renovables, de acuerdo a Ren mx el 19% de esta capacidad se habría instalado para satisfacer las necesidades de grandes usuarios industriales y comerciales.

Aquella elección de contratación de energía renovable se debería a tres principales factores según la plataforma mexicana consultada:

• Volatilidad de los costos de la electricidad, el gas y el petróleo

• Falta de transparencia en el servicio eléctrico actual

• Creciente preocupación de la sociedad y los inversionistas por la contribución de

las emisiones del sector eléctrico al cambio climático

A diciembre de 2018 ya eran 176 las compañías inscriptas en el registro de usuarios calificados enmarcadas bajo el régimen de la Ley de la industria eléctrica en México; a estas, se pueden sumar 1500 empresas más con contratos de compra-venta de energías renovables a través de contratos bilaterales (PPA) bajo el régimen anterior, que entre 1992 – 2013 permitió adquirir energía directamente de generadores.

Atento a estos números, Energía Estratégica México se comunicó con Luis Felipe Romero González, Renewable Energy Officer de WWF México, para conocer cómo avanzan los negocios de compra-venta entre privados y cómo desde la plataforma Ren mx buscan facilitar sus negocios.

¿Despegó el mercado de compra-venta de energía renovable entre privados? 

Uno de los principales motivos por los cuales creo que hay mucho interés pero no ha terminado de arrancar este mercado bilateral es por que es un tanto más complejo que el del régimen anterior.

¿En qué sentido?

Por un lado, el usuario tiene que cumplir con una serie de requisitos técnicos y regulatorios para poder acceder a este esquema. En el caso de la oferta, las transacciones se han vuelto un tanto más complejas que en el régimen anterior porque las ofertas se están desglosando en energía, potencia y Certificados de Energías Limpias (CEL), lo que agrega más complejidad a la hora de firmar ese tipo de contratos.

También hemos visto que algunos usuarios están optando también por términos de facilidad por lo que aparece cierta preferencia por las soluciones en sitio. 

En total, ¿cuántas formas de adquirir energía renovable tiene hoy una empresa o industria en México?

Existen alrededor de 6 opciones para grandes usuarios de energía y consumidores medianos. A estas las podríamos a su vez dividir en dos grandes categorías y una categoría especial.

La primer categoría son contratos de compra-venta de energía que en México existen a su vez ahí dos opciones: una es contratos mediante la figura de usuario calificado con un suministrador de servicios calificados y la otra sería como un usuario calificado participante del mercado, que podría comprar la electricidad a un suministrador calificado o a un generador. Estas opciones fuera del sitio son más bien financieras.

Entre las opciones en sitio, los usuarios de energía tienen tres diferentes modalidades como la generación distribuida –a través de sistemas interconectados a la red pero que solo pueden alcanzar una capacidad de hasta 500 kW de capacidad instalada– el abasto aislado y la generación local –donde no existen restricciones de capacidad, pero que sí requiere de una red privada para poder transmitir esta energía y pudiera o no estar conectado al sistema nacional y lo que se necesitaría ahí sería contar con una entidad que podría ser un suministrador de servicios calificados que ayudaría a hacer el balanceo entre lo que se inyecta a la red y en algún momento comprar energía si hubiera faltante.

Luego, una categoría especial es la de Certificados de Energías Limpias (CEL) que como usuario final te puede ayudar a alcanzar grandes porcentajes de electricidad renovable en tu consumo y puede ser un gran complemento para alguna de las otras cinco opciones.

Los concursos eléctricos a largo plazo entre privados son una opción más que se está abriendo y que viene a sumar al mercado para los usuarios finales.

En este escenario, ¿qué aportará Ren mx?

Ren mx es una plataforma que busca justamente generar demanda y facilitar el acceso a electricidad renovable a estos usuarios finales de electricidad. Lo que nosotros hemos detectado como primer barrera es un tema de conocimiento para poder en un primer momento entender cómo funciona este nuevo esquema en México. A partir de ese conocimiento ir explorando cuáles son las opciones que más le convienen a la empresa dependiendo cuál es su volumen de energía, dependiendo dónde está ubicada y las posibilidades legales y técnicas dentro de la firma.

¿Cómo logra Ren mx facilitar todo este conocimiento? ¿cuentan con una metodología? 

Lo que promovemos en Ren mx es el aprendizaje al interior de las empresas. 

Por eso, hemos desarrollado un planificador estratégico en el cual, a través de ocho pasos las empresas pueden encontrar un procedimiento para asegurarse la compra de electricidad renovable, eligiendo la opción u opciones más convenientes.

¿Realizan capacitaciones para las empresas?

Sí. Lo que estamos haciendo ahora son talleres de entrenamiento y asesorías especializadas. No es tanto una consultoría para todos los usuarios, nuestra estrategia es más masiva, buscamos crear capacidades en el interior de cada empresa para que estas decidan por ellas mismas.

¿Qué trabajo prevén concluir antes de finalizar el año?

Este segundo semestre del año justamente formalizaremos estas relaciones con los usuarios finales de energía para que usen el planificador y nosotros acompañarlos en uno o dos pasos en la ruta de compra que es donde podrían necesitar a alguien más especializado.