Brasil presenta un cronograma definido de licitaciones para la contratación de energía limpia, lo que permite a las compañías pensar en programas de largo plazo. Así, se fue creando un gran polo industrial, en línea con los incentivos que plantea el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El 18 de octubre próximo, el regulador brasileño llevará adelante la subasta A-6, por eso adelantó los precios máximos:

Eólica: BRL189 (US$ 46,47 el MWh)

Solar: BRL209 (US$51,38 MWh)

Termoeléctrica:  BRL 292 (US 71,79 MWh)

Hidroeléctrica BRL 285 (US 70,07 MWh)

Salvo para hidroeléctrica, que se plantea un plazo de PPA de 30 años, las centrales del resto de las tecnologías renovables deberán estar operativas comercialmente por 20 años, tal como indican los contratos.

El plazo de construcción y puesta en marcha (COD) está planteado para 2023.

La última licitación que se realizó en Brasil denominada A-4, en junio de este año, vio un nuevo récord global de $ 17.3 / MWh gracias a la solar fotovoltaica.

Para esta licitación, están registrados aproximadamente 2000 proyectos que suman más de 100 GW.

Fechas y cronogramas de las próximas subastas

A-6 2019: 17/10/2019

A-4 2020: 23/04/2020

A-6 2020: 24/09/2020

A-4 2021: 29/04/2021

A-6 2021: 30/09/2021

Sobre el proceso

Cabe explicar que las licitaciones de energía nueva son las que contratan nueva capacidad para hacer frente a la creciente demanda energética indicada por las distribuidoras y se diferencian de las denominadas licitaciones de “energías de reserva” que son contratadas por el Ministerio de Minas y Energía-MME a efectos de contar con energía complementaria para aumentar los márgenes de reserva del sistema.

Ambas se llevan a cabo por medio de plataformas electrónicas donde, inicialmente, se registran los oferentes que son precalificados. La subasta se realiza por internet en tiempo real en base a la demanda informada por las distribuidoras.

Hay un precio base que va disminuyendo en las distintas rondas. Este proceso, denominado “subasta de reloj descendente” termina cuando se logra un equilibrio entre la oferta y la demanda.

Desde el año 2017, el MME pasó de licitaciones de A-3 y A-5 a A-4 y A-6, es decir que se resolvió ampliar aún más el plazo de entrada en operación comercial de los proyectos.

Los plazos podrían parecer extensos para proyectos de algunas fuentes, tal como la fuente solar fotovoltaica que tiene plazos de construcción y puesta en marcha bastante inferiores a 6 años.

Tal es así que la licitación A-6 de octubre será la primera vez en que se permite a la fuente solar fotovoltaica participar en un A-6.

Para esta licitación, ya están registrados 1829 proyectos, por un total de 100 GW.

Mas allá de las ventajas de transparencia y eficiencia del sistema de subastas online, la gran ventaja del sistema brasileño es su previsibilidad.

Potencia instalada

En un informe publicado por la Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica se observa la composición del mercado de la potencia instalada en Brasil.