Uruguay tiene 20 parques eólicos en funcionamiento y suma otros 12 en etapa de planeación y construcción. Se invertirá más de 6 mil millones de dólares en energías renovables en los próximos cinco años.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó una línea de crédito para proyectos de inversión de US$ 250 millones y la primera operación individual bajo esta línea por US$ 125 millones que promoverá la inversión en infraestructura y la inversión productiva en Uruguay, mediante la provisión de financiamiento de mediano y largo plazo a través del Banco de la República (BROU).

Este primer préstamo individual corresponde al Programa Financiero para el Desarrollo Productivo. Sus objetivos específicos son financiar inversiones en plantas de generación eléctrica a partir de energías renovables, básicamente eólica y solar, para contribuir a la diversificación de la matriz energética y reducir las emisiones de CO2, y financiar inversiones agropecuarias en proyectos de riego y de reconversión en el sector cítrico.

En los últimos 6 años Uruguay ha invertido más de 22 mil millones de dólares en energía removable sostenible y ahora se perfila como líder regional. Ramón Méndez, director nacional de Energía y artífice del plan de 25 años que desde 2008 busca renovar la matriz energética uruguaya dijo “Vamos a tener muchos momentos en los que hasta el 100% de la electricidad que consumamos en Uruguay va a ser de origen eólico”.