Los próximos días 12 y 13 de junio se llevará a cabo en Sala Auditorio, ubicada en el edificio central del Laboratorio Tecnológico del Uruguay, ciudad de Montevideo, el III Congreso Latinoamericano de Energía Eólica.

El evento internacional es organizado por la Asociación Uruguaya de Energía Eólica (AUdEE) y cuenta con el apoyo de importantes firmas del sector, tales como Ventus Energía, Nordex, Total, Enercon, la estatal uruguaya UTE, Enel, Gamesa, Siemens, Vestas, entre otras.

En diálogo con Energía Estratégica, Jorge Dosil, Jefe de Generación Eólica de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) y Presidente de la AUdEE, destaca que durante la doble jornada se esperará amplia convocatoria.

Cuenta que el evento no sólo se enfocará en energía eólica, sino también se recorrerán otros tópicos vinculados a la diversificación de la matriz energética, tales como Generación Distribuida mediante energía solar fotovoltaica,  movilización eléctrica, tecnología de baterías y sector hidroeléctrico.

Lea también: «Chile, Brasil, Uruguay y México lideran ranking de energía eólica, solar, biomasa»

“Los temas de mayor interés ahora pasan por desarrollar el mercado eléctrico y mejorarlos e impulsar el consumo de la energía eléctrica para a su vez favorecer mayor integración con energías renovables y tender a una matriz energética, ya no sólo eléctrica, 100 por ciento renovable”, explica el dirigente.

Dosil subraya que Uruguay ya cuenta con una matriz eléctrica que funciona durante buena parte del año sólo con energías renovables, abasteciéndose de energía eólica, solar, hidroeléctrica y biomasa. “Salvo excepciones de picos de consumo y ausencia de presencia de vientos Uruguay funciona con un 100 por ciento de energías limpias”, asegura.

Según Gonzalo Casaravilla, presidente de UTE, durante el 2016 el 20 por ciento de la energía eléctrica generada en Uruaguay fue de origen eólico, un 1 por ciento de energía fotovoltaica, un 55 por ciento de energía hidráulica y un 17 por ciento de biomasa, incluido el autoconsumo de las plantas de celulosa. Y el 10 por ciento del total de la energía se exportó a Argentina.

El titular de la AUdEE indica que actualmente Uruguay cuenta con 800 MW de centrales térmicas de Turbo Gas y Ciclo Combinado y no prevé incorporar más oferta fósil hasta el 2040.

Actualmente el vecino país posee 40 parques eólicos operativos en el vecino país que representan 1274,2 MW. A su vez, el Gobierno avanza sobre la construcción de nuevas centrales eólicas, por lo que se espera que la potencia instalada promedie los 1500 MW el año que viene.

Lea también: «Exceso de renovables: privados solicitan a Uruguay alternativas comerciales»

Esto genera un marco de sobreoferta considerando que la potencia promedio uruguaya para operar ronda en poco más de 1300 MW, con algunos picos excepcionales de 1800 MW en verano.

No obstante, la proyección natural que las autoridades orientales diagraman es una crecida en el consumo eléctrica de acá a algunos años. Según Dosil, tal demanda podrá ser compensada por mayor potencia eólica. “Todo el territorio uruguayo es apto para la energía eólica”, señala y asevera que aún podrían instalarse “miles de MW más”. “El territorio uruguayo es sumamente ondulado y es barrido por vientos óptimos, básicamente al noreste”, revela.

nota