Uruguay negocia con la Unión Europea sobre cooperación en renovables e hidrógeno verde

Ana Teresa Ayala, embajadora de Uruguay en España, participó del megaevento Europe Future Energy Iberian Renewable Summit y señaló que el objetivo es desarrollar cadenas de suministro fiables y sostenibles para los mercados globales.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Uruguay transita su segunda transformación energética y espera atraer nuevas inversiones en proyectos de energías renovables e hidrógeno verde y así generar sinergias con otras empresas e inversionistas del sector. 

Para ello, ya abrió la puerta de más participación extranjera y avanza en gestiones en distintos países del mundo para convertirse, a futuro, en protagonista del mercado y ser uno de los principales exportadores del H2V hacia aquellas zonas demandantes. 

Bajo ese contexto, la embajadora de Uruguay en España, Ana Teresa Ayala, participó del megaevento Europe Future Energy Iberian Renewable Summit – organizado por Future Energy Summit (FES) – y explicó cómo es la relación con el viejo continente y cuáles son los próximos pasos asociativos en términos energéticos. 

“Uruguay observa con atención las políticas de agenda verde, paquetes de estímulo sectorial y la reconversión energética. Y, en particular, los anuncios de Europa sobre la necesidad de importar H2V en favor de su neutralidad climática y posibilidades de cooperación con terceros países”, sostuvo.

“Estamos negociando un memorándum de entendimiento con la Unión Europea sobre cooperación en energías renovables, transición energética e hidrógeno verde. El mismo tiene como principal objetivo el desarrollo de cadenas de suministro fiables y sostenibles para los mercados globales de H2V y derivados”, detalló. 

A lo largo de los últimos años, el gobierno uruguayo estrechó lazos con naciones de la Unión Europea (por ejemplo Francia, Italia y Países Bajos, entre otros) y mantuvo reuniones con autoridades y empresarios de más de decenas de entidades a fin de acentuar los negocios que puedan ser satisfactorios para ambas partes. 

Incluso, a finales del año 2021, el país ya conversó sobre la posibilidad de que el Puerto de Rotterdam (el más grande de Europa) se constituya como la puerta de entrada para el H2 producido en tierras uruguayas.

“Continuaremos esta senda con la UE porque existen numerosas oportunidades para el sector en el marco de la relación América Latina – Europa”, amplió Ana Teresa Ayala

¿Por qué ese camino? Uruguay tiene la mirada puesta en ser productor – exportador neto del hidrógeno verde, por lo que en su hoja de ruta del H2V puso el objetivo de 20 GW renovables y 10 GW de electrolizadores al 2040.

“A ello se debe añadir que, además de los beneficios generales que ofrece la ley de promoción de inversiones, el H2V pasó a integrar la matriz de indicadores para proyectos de inversión presentados ante la Comisión de aplicación de la Ley”, complementó la embajadora en España. 

“Esto implica que estas inversiones obtendrán el máximo puntaje para descontar el impuesto a la renta de las actividades económicas, pudiendo llegar hasta el 100% del beneficio”, concluyó. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *