La Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX) lleva un recuento mensual de los avances del sector solar fotovoltaico en México.

Este mes, compartió el detalle de la capacidad instalada en esta tecnología, como así también cuáles son los parques solares de gran escala operativos y cuántos contratos de generación distribuida están registrados hasta la fecha.

El inventario de ASOLMEX da cuenta de 5151 MW de capacidad solar instalada que está repartida entre centrales utility y pequeños sistemas interconectados a las redes de distribución.

Respecto a las centrales solares a gran escala se indica que en enero de 2020 se alcanzaron los 4333 MW de potencia perteneciente a 64 centrales en operación comercial, de las cuales 19 fueron adjudicadas en subastas del CENACE.

Esto se traduce en más de US$6750 millones de inversión directa en 16 estados del país, dando empleo a más de 55000 personas.

Las 5 principales entidades federativas donde se encuentra el grueso de estos proyectos son: Coahuila (4 proyectos que suman 949 MW), Sonora (10 proyectos por 747 MW), San Luis de Potosí (3 centrales que alcanzan los 475 MW), Chihuahua (11 centrales que incorporan 444 MW) y Aguascalientes (5 parques de 454 MW).

Los siguen otros 10 estados: Guanajuato (4 centrales – 289 MW), Tlaxcala (1 centrales – 220 MW), Zacatecas (2 centrales – 165 MW), Durango (8 centrales – 182 MW), Jalisco (4 centrales – 110 MW), Hidalgo (1 central – 129 MW), Baja California Sur (3 centrales – 56 MW), Baja California (3 centrales – 45 MW), Yucatán (2 centrales – 48 MW) y Estado de México (2 centrales – 19 MW).

Cierra, en menor medida, Quetaro sólo con un proyecto de 1 MW. Quedando un gran potencial por explorar para instalar grandes parques solares en las 16 entidades federativas restantes en México.

Por otro lado, ASOLMEX comunicó que 818 MW adicionales de capacidad instalada corresponden a sistemas solares fotovoltaicos bajo esquema de generación distribuida.

La información disponible indica que se trata de 112600 contratos a nivel nacional que representarían más de US$1800 millones en inversión directa y unos 9000 empleos adicionales para cubrir la comercialización e instalación de estos equipos.