Una reforma al sector eléctrico hondureño atraería inversiones para energías renovables

Elsia Paz, presidente de la Asociación Hondureña de Energía Renovable (AHER), ve oportuno un reordenamiento en el mercado para se viabilicen nuevos proyectos renovables, principalmente no convencionales como solar, eólica y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos.


Honduras vive un mes muy tenso y lleno de ansiedades por el cambio de gobierno que se llevará a cabo a fin de mes.

Entre los temas de debate en torno a las alternativas existentes para impulsar mejoras en el sector eléctrico se destaca el pedido de escisión de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que promueven distintos stakeholders.

Según explican aquellos, con la escisión no se trataría de privatizar la empresa sino modernizar su estructura dividiendo en unidades de negocios a la actual empresa estatal para ordenar y mejorar los negocios principalmente vinculados a generación, transmisión, distribución y comercialización.

En conversación con este medio, Elsia Paz, presidente de la Asociación Hondureña de Energía Renovable (AHER), consideró que la eventual escisión de la empresa eléctrica estatal sería un paso importante para atender las urgencias que tiene el mercado como reforzar las redes, sanear deudas e impulsar nuevos proyectos de generación.

«El 80% de las mejoras que requiere el sector eléctrico precisa de voluntad política», señaló la referente empresaria.

De allí es que valoró como “un punto de oportunidad” la renovación de autoridades para impulsar un mercado donde la carga de oferta y demanda no recaiga por completo en el sector público y se generen condiciones de competencia para garantizar energía limpia y barata.

“Es necesario que se sinceren tarifas, revisen los subsidios y saneen deudas para salir de la crisis financiera. Esto atraerá nuevas inversiones para el país».

Como gran pendiente, al fortalecimiento de redes eléctricas sería preciso acompañarlo de una convocatoria a licitación para contratar potencia y energía.

Ahora bien, consultada sobre si la escisión afectará o no una nueva convocatoria, la presidente de AHER consideró que incluso lo potenciará.

«La reestructuración no limitaría convocar a una licitación abierta internacional sino que la fortalecería”, subrayó.

Y agregó: “Creemos que de ese modo la licitación será balanceada, creará competencia y mejores precios gracias a energías renovables como eólica, solar y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos”.

De ese modo, el sector privado estaría atento a que luego de la escisión, la ENEE Distribución publique las bases de la licitación, estas puedan ser revisadas por el ente regulador (CREE) y el resto de actores interesados a través de una consulta pública que admita comentarios para lograr las mejores condiciones para la compra de la nueva energía y potencia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019