¿Cómo se encuentra el mapa local de adhesiones a la Ley nacional de Generación Distribuida en Argentina?

Podemos observar la situación provincias adheridas y no adheridas a la normativa 27.191 en este gráfico:

Hay una buena cantidad de provincias y distribuidoras adheridas. Este es un detalle de la información que surge de la Secretaría de Energía:

La Secretaria de Energía informa que por jurisdicción la cantidad de instalaciones son las siguientes:

No obstante, faltan actualizar algunos datos, porque, por ejemplo, en Rio Negro, provincia adherida a la ley nacional, actualmente son 21 Usuarios Generadores (UGER), que ya están inyectando a la red y 16 en trámite.

También hay proyectos concretados en Provincia de Buenos Aires, que no tienen registros oficiales por no haber adherido a la ley nacional. Por caso, MEGA ENERGIAS SA, ha construido un parque solar de 1,5 MW.

Si a lo informado por Nación respecto de las provincias que han adherido, sumamos el  régimen de Prosumidores de Santa Fe, que como todos saben fue la provincia pionera con un marco regulatorio propio y diferente al nacional, de acuerdo a datos propios, sobre información que nos fue brindada, vemos 337 Usuarios Generadores de energías renovables distribuidas en Argentina:

Sería interesante que empresas o usuarios nos brinden información de conexiones efectuadas, ya que no hay hasta ahora una entidad pública o privada que concentre esa data.

¿Provincia de Buenos Aires planea adherir a la Ley? ¿Cuál es la importancia de que una jurisdicción así lo haga?

Nos enteramos por Energía Estratégica que Buenos Aires está avanzando en la adhesión de la ley nacional.

https://www.energiaestrategica.com/legisladores-con-optimismo-sobre-la-adhesion-de-la-provincia-de-buenos-aires-a-la-ley-nacional-de-generacion-distribuida/

Es una gran noticia, en lo que hace a mercado potencial, a nivel provincial donde radican la mayor cantidad de usuarios y a nivel institucional, como consolidación de un concepto de que el usuario no es más un mero espectador de la energía sino que se convierte en un actor que interactúa con la distribuidora.

¿Este es un buen momento para que las provincias trabajen en los detalles de su adhesión?

Sí, por supuesto que es el momento, de hecho hay provincias que lo vienen haciendo.

Río Negro está trabajando en la Reglamentación de la ley de Adhesión, adhiriendo a la Resolución N° 314/18 de la Secretaría de Gobierno de Energía de la Nación.  

Mendoza, como he mencionado en notas anteriores, creó un sistema de MATER provincial que está en proceso de reglamentación.

¿De qué dependerá que este sea un año para la expansión de la Generación Distribuida en Argentina?

Es difícil que vaya a ser un año de expansión, pero a pesar del cambio de gobierno, la tardanza del gobierno actual en definir las autoridades en el sector de renovables, la discusión sobre nuevas tarifas eléctricas, consecuentemente el porcentaje de subsidio aplicable, y COVID mediante, no han logrado paralizar el sector.

Me genera expectativas que la Secretaría de Energía se encuentre en la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, espero que implique un criterio de considerar a las energías renovables como valor y no solo que se ajuste por precio.

Desde el sector privado debemos ser capaces de demostrar el valor que representa el sector renovable, el efecto dinamizador que puede tener el desarrollo de la energía renovable distribuida, con empresas y profesionales locales, el impacto en el desarrollo municipal, en la generación de empleo.

Creo también en la apertura del gobierno en la recepción de propuestas y alternativas que ayuden a dinamizar la economía y que pueda analizar, al momento de considerar actividades esenciales, los beneficios de la descarbonización, descentralización, y digitalización que promueven las energías renovables.

¿Será fundamental la aplicación del FODIS?

Sin dudas es un instrumento vital de impulso a la distribuida, ya que está previsto el otorgamiento de incentivos no tributarios, como la instrumentación de un precio adicional de incentivo a la energía inyectada, o  beneficios a ser otorgados directa o indirectamente para, por ejemplo disponer de Equipos de Generación Distribuida, bonificación sobre el costo de capital para la adquisición actual o futura; garantías o avales a proveedores de equipamiento, proveedores de servicios, empresas de instalación de equipamiento de generación de energía renovable o proveedores, el otorgamiento de préstamos.

Como conclusió, a pesar del COVID, de la anomia regulatoria, las incertidumbres económicas, la pandemia, la generación distribuida renovable en Argentina sigue creciendo.