Bosco Verticale compitió con otros cuatro edificios. Se evaluó la creación de un diseño modelo, la estructura sustentable, su forma externa y la calidad espacial interna. Los arquitectos de Boeri Studio fueron galardonados con el premio “el mejor del mundo” por esta construcción ubicada en la ciudad de Milán, Italia.

Se trata de dos rascacielos residenciales con fachadas verdes, boscosos, que son un ejemplo de simbiosis entre arquitectura y naturaleza, con diseños rectangulares y sencillos y una gran variedad de plantas, bajo el concepto de vivir cerca del verde. Cada uno de los 400 departamentos tiene acceso al menos a un patio o balcón, lo que equivale a un jardín o un pequeño pedazo de bosque para los residentes.

El edificio residencial ubicado en el centro de Milán tiene dos torres de 78 y 121,5 metros de altura y fue pensado como solución para el problema de la contaminación urbana. Reforestar la ciudad y disminuir el alto nivel de contaminación fueron los objetivos que dieron origen a Bosco Verticale, el que tendrá 900 árboles, 5.000 arbustos y 11.000 plantas (el equivalente a una hectárea de bosque). Fuente: www.international-highrise-award.com.

rascacielo 2