20 de agosto 2019

Un pueblo cordobés inaugura su planta eléctrica que utilizará cáscara de maní

El ingeniero Martín Rearte, responsable de Energías Renovables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Tucumán y responsable de la instalación de la primera planta de gasificación en escala industrial que se alimentó de energía producida por madera, afirmó que hoy «también se puede generar electricidad con cáscaras de semillas de girasol, arroz o maní […]


El ingeniero Martín Rearte, responsable de Energías Renovables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Tucumán y responsable de la instalación de la primera planta de gasificación en escala industrial que se alimentó de energía producida por madera, afirmó que hoy «también se puede generar electricidad con cáscaras de semillas de girasol, arroz o maní y abastecer un pueblo pequeño».

Rearte contó a Télam que la primera planta modelo, cuyo proyecto coordinó junto a otros colegas en 2010 (entre ellos, Luis Mopty, Marcos Risso y Gustavo Gil), generaba «0,25 megavatios (MW) utilizando como recurso de energía una biomasa -es decir, un producto susceptible de ser transformado en combustible útil para el hombre- producida por madera».

«Fue un proyecto del INTI junto a organismos nacionales y municipios, que sirvió para capacitar a escala industrial para que se puedan crear otras plantas en la Argentina», recordó el especialista, quien en la actualidad trabaja en la puesta a punto de la usina de Las Junturas, que generará energía utilizando como biomasa la cáscara de maní.

Situada en la localidad cordobesa de Las Junturas, a 113 kilómetros de la capital provincial, la planta va a funcionar gracias a un «proceso termoquímico en el cual a partir de una combustión parcial de logra producir un gas combustible, que se utiliza en un motogenerador el cual permite conectarse a la red».

Se trata de una planta Ankur Scientific importada de la India con un motor Siemens proveniente de España. Rearte -como representante del INTI- asistió en la coordinación del proyecto con el soporte de agentes de diferentes centros del Instituto (Salta, Bs.As., Tucumán).

«Es un proyecto de 500 kilovatios (kW), es decir, medio megavatio. Podría alimentar de energía a una industria o a un pueblo de hasta 3.000 viviendas si llegara a los dos megavatios», graficó Rearte. El ingeniero precisó que «por cada kilovatio generado, la planta consume de 1,1 a 1,6 kilos de biomasa residual».

«La biomasa puede ser generada con residuos forestales, leñosos o urbanos, cáscaras de girasol, arroz, residuos de caña de azúcar en Tucumán, carozos de durazno o aceituna en Mendoza o rastrojos de trigo en Buenos Aires», aseguró.

Recordó que hace unos años se había proyectado instalar una planta similar en Capital Federal utilizando residuos de la poda de árboles como biomasa, «pero por un tema de legislación no se logró». Rearte comentó además que hay una iniciativa de los ministerios de Producción y Trabajo y Hacienda llamada Probiomasa, que busca promover la energía derivada de la biomasa.

«En el norte del país utilizan la madera como fuente; en San Juan, uno de los proyectos tiene como biomasa los desechos sólidos de la industria vitivinícola, mientras que en Buenos Aires se usan también el aserrín y la viruta», insistió Rearte.

Para el ingeniero, la ventaja de utilizar esos tipos de «combustibles» es que «se genera energía gestionable que no depende del clima, como pasa con la solar o eólica».

«Lo importante es que se está dando valor a algo que antes no se consideraba, que es la biomasa. Ahora contamos con tecnologías que pueden aprovechar lo que antes era considerado un residuo», destacó. Apuntó además que «se podrían instalar plantas como estas por todo el país y generar empleo».

«Si tengo el recurso y puedo darle valor, puedo también crear empleo local y bajar los costos. Además, como la biomasa es renovable, siempre y cuando se siga cultivando habrá recurso para este tipo de proyectos», afirmó el especialista del INTI.

Una vez que esté puesta en marcha, la planta de Las Junturas se conectará e integrará a la red. «En el futuro podría funcionar como isla, es decir, podría alimentar la demanda de energía del pueblo», cuenta el ingeniero Rearte.

Cabe recordar que cuando el 16 de junio pasado se produjo el apagón masivo que dejó sin energía eléctrica a todo el país -excepto Tierra del Fuego-, el pueblo cordobés de Ticino fue el único que contó con el servicio. Su planta -alimentada con cáscara de maní como la de Las Junturas pero en otra escala y con otra tecnología- fue conectada como «isla», abasteciendo así la demanda local.

6 Comentarios

  1. Daniel De Feo

    Hay un error de concepto, la planta de Ticino se trata de una caldera que genera vapor y el mismo abastece a una turbina con un generador, la cáscara de maní se quema en una grilla escalonada, en este caso se trata de un reactor, donde se genera un gas pobre syngas (aprox. 1.200 kcal) por una combustión incompleta de la biomasa, dicho gas abastece a un motor y este al generador.

    Responder
  2. Daniel De Feo

    Hay que tener cuidado con los proveedores, porque hay algunos que lo ofrecen y no funcionan… sino pregunten en la láctea Manfrey.

    Responder
  3. Atilio

    Muy interesante,se puede repetir con basura,ya que es un problema terrible

    Responder
  4. Pablo Caviedes

    Esta noticia es muy buena ya que desmitifica la mala reputación de las plantas de Gasificación. Esta es una tecnología muy buena y aplicable principalmente a proyectos de pequeña escala, siendo económicamente rentable hasta unos 5 o 6 MW. Justamente, como dice Daniel, hubo proyectos que funcionaron mal o quedaron truncos y justamente el proyecto del INTI de 0,25 MW hecho junto con organismos nacionales y provinciales (se refiere al gasificador de Presidencia de la Plaza en Chaco) fue uno de ellos. También lo fue el de Manfrey como el de San Juan de los Olivos, en el Valle de Ullum y el intento de la Estación Experimental Obispo Colombres…..estos proyectos no demuestran que la gasificación es buena, cuando si lo es. Gracias a los Maglione y sus socios la gasificación vuelve a verse como realmente es, una tecnología aceptada y sin problemas mayores. Ojala esto promueva mas proyectos de este tipo!
    saludos

    Responder
  5. Andrea

    Cuanta ignorancia hay! Tanta que por hacer mal las cosas, despues no funcionan! Al sr De Feo creo que deberia conocer un poco mas de energia renovable y gasificación antes de hablar…
    Ankur por otro lado…. genera realmente energia «tenovable»…?

    Responder
  6. el otro rostro de jesus

    Hola!!, me encanta tu forma de realizar el contenido, el mundo necesita mas gente como tu

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com