Sebastián Zanetti, estudiante avanzado de arquitectura en la UBA que diseñó el proyecto que podría sanear ríos, dialogó con Energía Estratégica. Está entusiasmado por las repercusiones que tuvo su desarrollo y ya piensa en nuevas ideas relacionadas con la energía renovable y el cuidado del medio ambiente.

¿Cuáles fueron las repercusiones del proyecto?

El interés fue amplio y variado. He encontrado mi proyecto en páginas de Italia, España, México, Chile, Brasil, Ecuador, Colombia (incluso me contactaron de algunos de esos países para realizar allí el proyecto) y dentro de Argentina en varias provincias. Las repercusiones más grandes fueron la decisión de APrA (Agencia de Protección Ambiental) de financiar el proyecto así como brindar apoyo técnico y también el interés de ACUMAR por saber de mi proyecto. Dentro de poco van a estar publicando una nota en su revista.

¿Cuándo sería utilizado por la Agencia de Protección Ambiental de la
Ciudad de Buenos Aires?

Se lo va a estar presentando el 22 de abril, con 3 ejemplares funcionando en el lago Lugano. Se espera que a partir de dicha presentación haya interés en producir más en ese y otros lugares.

 ¿Qué aplicaciones podría tener la boya?

La aplicación central es la de oxigenar cuerpos de agua, mientras que la aplicación secundaria depende siempre del contexto. Si en el caso del riachuelo era delimitar un sendero navegable, en el caso del lago Lugano son islas artificiales para que se posen ciertas especies animales que habitan la región. Dependiendo del lugar se utilizará un modelo existente o se hará una nueva versión. Se busca que el diseño se adapte al contexto, manteniendo siempre, por supuesto, su función central que es la de recircular el agua con el fin de oxigenarla.

¿Cómo es el costo de utilizar este sistema?

En sí, los costos son los que comprende la inversión inicial, que no son más que los materiales y la mano de obra. Su armado es sencillo, con dos personas trabajando a la par es suficiente y los costos de mantenimiento son mínimos. El principal mantenimiento es la limpieza de los módulos para que no pierdan rendimiento.

¿Cuáles son las principales características?

Este nuevo modelo consta de una estructura flotante que soporta su peso y el de los módulos fotovoltaicos, además de estar cubierta de cañas que componen el suelo de la isla. A ese suelo se lo cubre con tierra y plantas autóctonas con las que se termina de conformar dicha isla artificial.

¿Está en lo personal evaluando nuevos proyectos en el área de las
energías renovables?

Sí, tengo algunas ideas más que pretendo desarrollar y presentar, para hacer poco a poco una carrera como emprendedor. Pienso que aún hay muchas posibilidades a explorar fuera de lo convencional en energías renovables.