Siempre se dijo que la línea Diamante-Charlone sería la prueba piloto del plan de transporte bajo la modalidad de participación público-privada (PPP).

Con este objetivo, en 2018, el Gobierno lanzó el pre-pliego de dicho proyecto, en parte, porque era el que estaba con mayor grado de avance en el programa, aprobado en las provincias y ministerios nacionales.

Pero a decir verdad, se lanzó con incertidumbre, a modo de primera experiencia que permitiera conocer cómo reaccionará el mercado ante un paquete de licitaciones de ocho líneas de alta tensión por más de 2.100 km de extensión que estaban definidas en un plan de ampliación que ya quedó prácticamente trunco para la actual administración.

El temor de los funcionarios era el mismo que afecta a otras actividades: el riesgo país oscila en torno a los 1.000 puntos básicos, el financiamiento es cada vez más caro y complicado de conseguir, al tiempo que la deuda externa obliga a renegociar condiciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para no entrar en default.

Y, cómo si fuera poco, se vive el proceso electoral más incierto de las últimas décadas, en el que a poco más de un mes de cerrar listas todavía no se conoce con certeza quiénes serán los candidatos. Todo es especulación.

Por eso la Subsecretaría de Energías Renovables piensa en una Ronda 4 del Programa RenovAr incorporando el transporte eléctrico, aún en un contexto adverso de la macroeconomía. ¿Se podrá lanzar este año? Hay dudas y escepticismo por parte de los empresarios locales.

Esta forma de planificar de Sebastián Kind, el referente de Gobierno de las energías limpias, es una señal de lo que está pasando a nivel general con el plan de transporte, nobleza obliga, bien definido y planificado por parte de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA) desde hace largos años.

El proceso, cuestionan a coro en el sector, fue demorado por los distintos secretarios que pasaron por Energía, empezando por Juan José Aranguren, Javier Iguacel, ahora Gustavo Lopetegui.

¿Qué función cumplió la Secretaría de Planeamiento? Se preguntan varios referentes de la industria que siguen con atención el proceso.

Detalles técnicos

En lo que respecta a Diamante-Charlone, el nuevo aviso oficial establece que hasta el 14 de agosto las empresas interesadas podrán hacer las consultas a la Secretaría de Energía.

Cabe recordar en qué consiste el proyecto:

Tiene por objeto la construcción, operación y mantenimiento de la obra Línea de Alta Tensión en 500 kV ET Río Diamante – ET Coronel Charlone – y obras complementarias.

Las 5 (cinco) líneas de subtransmisión en 132 kV que vincularán la nueva estación transformadora Coronel Charlone 500/132 kV con los sistemas de subtransmisión provinciales:

–       LAT 132 kV, simple terna, a la localidad de Gral. Villegas en la provincia de Buenos Aires.

–       LAT 132 kV, doble terna, a la localidad de Rufino en la provincia de Santa Fe.

–       LAT 132 kV, simple terna, a la localidad de Realicó en la provincia de La Pampa.

–       LAT 132 kV simple terna, a la localidad de Gral. Pico en la provincia de La Pampa.

–       LAT 132 kV, simple terna, a la localidad de Laboulaye en la provincia de Córdoba.