El denominado Prototipo Aries, consiste en un rastreador de dos ejes con paneles fotovoltaicos, y si bien hay antecedentes a nivel mundial en países como Alemania y España, entre otros, es la primera experimentación que se realiza en la Argentina.

La iniciativa, a cargo del profesor de la materia Proyecto y Diseño Electrónico, Roberto Gorbarán, cuenta con el trabajo de los alumnos Lucas Cuevas, Federico Dos Santos, Abrahan Figeredo, Ariel Maidana, Noelti Ríos, Matías Salas, Agustín Tapia y Maximiiano Valdez.

La tecnología fotovoltaica, así como la eólica, son fuentes de energía ecológicas –por su carácter de limpias, baratas y renovables- alternativas a las convencionales como el petróleo.

En la Escuela Técnica Nº 1 de Campana trabajaron sobre la construcción de un sistema llamado “Seguidor”. ¿En qué consiste? Hasta el momento, la energía eólica se obtiene de paneles solares estáticos orientados hacia el norte.

En cambio, el “seguidor” fotovoltaico creado ahora por los estudiantes, tiene la función de seguir al sol durante el periodo diurno en forma automática los 365 días del año, aumentando el rendimiento de los paneles fotovoltaicos en un 33%. “Es como un girasol que sigue la órbita del Sol”, explicó Gorbarán.

El traker (en inglés) o seguidor tiene dos ejes, con un sistema mecánico, eléctrico y electrónico. Está programado para seguir al sol en su elíptica y consta de un algoritmo astronómico que hace más eficiente la generación de energía eléctrica. El Sistema de Control fue donado por la empresa Siemens, que patrocina el proyecto de la escuela con el apoyo en las consultas tecnológicas.

Para poner en marcha dicho sistema de control debieron articular con la propia empresa, con expertos de Alemania y con la Facultad de Astronomía de Neuquén, que los asistió en los conocimientos astronómicos.

Gorbarán reconoce que el Prototipo Aries podría revolucionar el campo energético y convertirse en una solución energética en lugares alejados de las urbes. Pero, el profesor hace hincapié principalmente en la importancia que tiene para los alumnos trabajar sobre un proyecto, al señalar que “se enmarca en los objetivos de la educación técnico profesional que promueve la cultura del trabajo y la producción para el desarrollo sustentable del país. Es esencial para instrumentar estrategias de inclusión, de desarrollo y crecimiento, así como de innovación tecnológica, tendientes al ejercicio del derecho laboral y social”.