¿Hay un mercado de distribuida en Bolivia? ¿de qué escala? ¿qué referentes son los que están detrás de que se impulse al sector a través de este tipo de generación?

El Sistema Interconectado Nacional de Bolvia, que suministra el 90% de la demanda de electricidad del país en 8 de las 9 ciudades principales, tuvo en 2017 una demanda de 1,500 MW y 9,000 GWh, la cual fue cubierta en 80% por energía no renovable (generación con gas natural).

Actualmente en Bolivia no existe una normativa para la generación distribuida, por lo cual aún no existe un mercado establecido para ello.

Por la subvención a los combustibles para la generación de electricidad, las tarifas de electricidad para los consumidores finales son en general bajas comparadas con las de otros países, pero permiten la recuperación de la inversión en sistemas fotovoltaicos on-grid sin baterías en tiempos de 6 a 11 años.

Por tanto, el mercado potencial está allí, esperando ser desarrollado, y ya existen algunas instalaciones de paneles solares en domicilios y comercios conectados a la red, realizadas por personas y empresas que buscan colaborar con las acciones en favor de medio ambiente, ya sea por conciencia genuina o por imagen.

¿Qué inquietudes tienen los actores del sector energético de Bolivia respecto a generación distribuida? 

El Usuario Final, por conciencia o imagen, está dispuesto a invertir en sistemas de generación distribuida, pero lamentablemente para muchos no es atractivo un tiempo de recuperación de inversión mayor a 5 años. Esta es una mentalidad sobre la que se debe trabajar para desarrollar el mercado.

El Gobierno, que está impulsando la generación renovable a gran escala para convertir a Bolivia en un exportador de electricidad, no está viendo el potencial que tiene la generación distribuida para contribuir en este objetivo, por lo cual aún no está trabajando en la normativa necesaria.

Las Distribuidoras temen realizar cualquier acción que pueda implicar un incremento de tarifas, sin darse cuenta que la generación distribuida será implementada tarde o temprano y que mientras más tarde se haga, entrará con más fuerza y será más duro para ellas.

Los suministradores son todavía muy escasos en Bolivia y no tienen la fuerza para acelerar la elaboración de una normativa.

Soy de la opinión de que aun sin actitud proactiva de los actores principales, el incremento vegetativo de las tarifas en poco tiempo más creara las condiciones para que se desarrolle este mercado rápidamente. Por otro lado, si un suministrador importante de sistemas de generación distribuida conversara con el Gobierno boliviano, podría acelerar la implementación de la normativa necesaria.

¿Qué legislación cuentan en Bolivia que sirve de marco a la generación eléctrica distribuida?

La Ley de electricidad vigente data de 1994 y aunque es un buen marco normativo, está rezagada en el tema de energías renovables no convencionales, y no prevé la generación distribuida. Sin embargo, tal como se ha logrado el progreso alcanzado hasta ahora, se puede trabajar inicialmente con lo que hay.

¿Hacen falta otras leyes específicas? ¿hacen falta beneficios para que se impulsen las distribuidas en Bolivia? 

Lo mínimo que se espera que el Gobierno implemente es el Netmetering, pero creo que se pueden implementar sistemas  trabajando con lo que hay actualmente.

¿Qué proyección puede hacer de lo que será este año respecto a generación distribuida? ¿augura avances concretos? 

Por ahora, solo algunas empresas están instalando sistemas de algunos KW como prueba y seguramente en los siguientes meses las mismas empresas ampliaran sus instalaciones y otras empresas seguirán el ejemplo.

¿Qué necesidades o problemas identifica en el país que puedan ser resueltos con generación distribuida con conexión a la red u off-grid?    

Como todas las energías renovables, la generación local en domicilios, comercios e industrias con paneles solares, aerogeneradores y sistemas de biogás ayudara al Sistema Interconectado Nacional a reducir el porcentaje de energía no renovable que se genera en el mismo (80%), reducirá el gas natural utilizado en la generación de electricidad ahorrándolo para la exportación como gas natural o electricidad con el consecuente beneficio para el país entero, y finalmente, reducirá la emisión de gases de efecto invernadero.

En cuanto a los sistemas off-grid, desde hace muchos años el Gobierno instala pequeños sistemas domiciliarios en zonas rurales deprimidas. Sin embargo, existe una buena cantidad de estancias agropecuarias que todavía usan generadores a diésel porque los sistemas fotovoltaicos de algunos kW todavía no pueden competir en precio contra ellos.

¿Tiene conocimiento si hay planes en el gobierno para avanzar sobre este tema? 

El Gobierno viene anunciando una nueva ley de electricidad desde 2006, pero hasta ahora solo se han concretado dos parches que viabilizaron la implementación de proyectos estatales de generación de a partir de fuentes alternativas y la inyección de energía renovable de autoproductores de electricidad a la red.