Cómo es el contexto energético Argentino?

Esta semana, a razón de la caída del WTI, se puso en evidencia que hay sobre oferta de crudo. Y es lógico suponerlo, cuando casi todo el mundo está en cuarentena y la demanda de energía cayó. Ahora, si bien argentina se rige su barril por el precio del BRENT, que está oscilando el precio entre los 22 y 25 USD, es necesario que se fije el precio del barril criollo para que las empresas petroleras del país subsistan la crisis.

Está claro que el “subsidio al petróleo” no es lo deseable por ningún ambientalista, pero si lo pensamos en términos productivos, laborales e impositivos, será necesario.

Y las energías renovables?

Fue sorpresivo que en un contexto de pocas definiciones fuera del COVID, se haya designado un director nacional de Renovables: Guillermo Martin. Es ingeniero de profesión y con varios años de experiencia en el INTI. El mensaje de Kulfas, de reforzar energía e industria para la generación de empleo, estaría tomando forma.

Los proyectos retoman en su mayoría construcción, pero los aún pendientes de estructuración financiera, tienen muy lejos la luz. La industria espera que la nueva designación ayude a las inversiones ya realizadas en sus expectativas de retorno, y los se defina el futuro de los proyectos no avanzados.

Entonces… ahora qué?

Es muy probable que los inversores chinos nos estén mirando de cerca. Con visto positivo para invertir en Argentina, por antecedentes con los gobiernos de Cristina y Néstor, y siendo de los pocos países que están reactivando a economía, podrán arriesgarse a comprar activos y desarrollos energéticos no solo en Argentina, sino en todo Latinoamérica.

Con la renegociación de la deuda, la banca tradicional es ajena a nuevas inversiones. Y tiene sentido en un escenario de altísima incertidumbre local (principalmente cambiaria y jurídica) e internacional.

En 2015 era muy frecuente que las fondos de inversión orientales se sientan atraídos por los portfolios energéticos de Sudamérica y además de los emprendimientos hidroeléctricas y nucleares de gran porte, se revisaron también otros emprendimientos de infraestructura en la región.

Qué podemos hacer los profesionales?

Está claro que ésta es una oportunidad de re-estructuramiento (en varios aspectos) y que para reactivar la industria es necesario tener un sistema energético eficiente. Se harán nuevas líneas de transmisión? Se seguirá con el programa de energías renovables? YPF deberá seguir apostando por vaca muerta en la misma cuantía? Las obras nucleares e hidroeléctricas, se harán? Y las tarifas, cómo será la política de subsidios?

Sin duda todas estas preguntas pretenderán ser respondidas durante la cursada de la diplomatura de evaluación de proyectos porque es momento de revisar el sistema, hacerlo eficiente al máximo, y evidentemente preparar carpetas para aceptar nuevas inversiones orientales o re negociar deudas largo plazo.

Además, se complementará la formación del profesional, con un sistema de networking y acceso a la bolsa de empleo.

Para más información sobre el contenido revisar el siguiente video explicativo de su directora: https://www.linkedin.com/posts/regina-ranieri-a59ba174_a-todos-los-interesados-en-la-diplomatura-activity-6649685634040635392-WTor/

Y consultar por inscripciones al siguiente link: https://ucema.edu.ar/educacion-ejecutiva/energia-renovable