Una de las razones por las que el almacenamiento está siendo una de las grandes piezas dentro de la transición energética es la competitividad que ha empezado a adquirir  en los últimos años. 

“La reducción de costos ha sido de alrededor del 65% desde 2007”, precisó Aleph Baumbach, durante su participación en un evento de Latam Future Energy.

Desde la óptica de este referente de UL, aquella disminución pronunciada que hoy resulta atractiva para la industria necesitaría de un empuje adicional para que más integradores en Latinoamérica apuesten por incorporar la tecnología en sus proyectos.

“En este tipo de nuevos mercados no hay suficientes bases que permitan que entren rápidamente y es una limitación muy grande que hemos estado viendo últimamente”, advirtió. 

Sobre este tema, el jefe de Servicios Profesionales de la compañía habla con gran conocimiento de causa; ya que, según relevamientos del propio Baumbach, más de 100 mil proyectos de generación y almacenamiento han sido modelados a través de servicios de UL desde 2014 en todo el mundo. 

Aquel dato no es menor y posiciona a esta compañía como uno de los líderes indiscutibles en pruebas y certificación de seguridad, rendimiento, calidad y sustentabilidad de productos, procesos y sistemas del sector energético. 

“Definimos más de 1100 estándares. Y esto nos dio la experiencia necesaria para entender los riesgos y ventajas de cada sistema o tecnología y así poder saber cuál es la pieza adecuada para cada proyecto”, consideró Baumbach. 

Y subrayó: “entender la parte de ingeniería y la parte económica permite implementar sistemas que reducen mucho más los costos actuales de energía”.

Puntualmente los servicios de consultoría de UL Renewables llegaron como respuestas a ese tipo de interrogantes en proyectos de energía eólica, eólica marina y solar. Y ante el creciente despliegue de estas tecnologías de generación renovable variable es que Aleph Baumbach identificó un gran potencial para desarrollar nuevos proyectos con almacenamiento en baterías en la región. 

De acuerdo con el jefe de Servicios Profesionales de UL, inclusive en países pequeños de Sudamérica se puede avanzar en esta línea. 

“Guyana y Belice están haciendo mucha planificación de cómo implementar sistemas renovables. Belice importa mucha energía de México y están en proceso de volverse independientes”, indicó. Las baterías podrían ser esa clave que necesitarían impulsar para garantizar su autonomía energética.