Un nuevo hotel quedó inaugurado en Tucumán. Se trata de un establecimiento construido con criterios únicos, bajo un plan de sustentabilidad hasta ahora nunca visto en la hotelería argentina. «Waynay Killa» es el primer hotel ambientalmente sustentable que se ubica en la localidad de Tafí del Valle, circuito Valles Calchaquíes, a tan sólo 100 km. de la Capital tucumana.

¿Qué lo hace tan especial? Fue construido con muros de adobe realizados in-situ y realizando la integración al paisaje, con paredes bolseadas, muros de piedra, pasividad de colores, vegetación autóctona y un arroyo con agua natural.

Además, cuenta con varias aplicaciones de energías renovables y recursos naturales, como por ejemplo, tubos de vacío que calientan mediante energía solar térmica unos 16 mil litros de agua por día aproximadamente, 72 paneles foto voltaicos de 65 watts que se utilizan para iluminar todo el complejo y utilización de un equipo de aguas electro-activadas, evitando así la utilización de cloro o desinfectantes nocivos.

Por otro lado, reutiliza las aguas derivadas de los baños, en una planta de tratamiento que utiliza un reactor biológico para ser depurado por microorganismos y obtienen agua natural y agua de lluvia en una laguna artificial para abastecer el hotel hidráulicamente.

hotel2

El nuevo emprendimiento, abierto a Tafí del Valle, realizó acciones tendientes a minimizar en toda la comunidad el impacto ambiental, así fue como el grupo ambientalista del hotel, conformado por estudiantes de Tafí recorrieron el río para limpiar la zona y evitar contaminaciones.

Waynay Killa cuenta con todos los amenities y comodidades que un hotel de estas características tiene para brindar a sus huéspedes: spa, hidromasaje, cava, salón de juegos, sala para conferencias, entre otros servicios, aparte de ofrecer una experiencia diferente e inolvidable.