Trina Tracker instala una fábrica en Brasil

La planta de Salvador será la primera fuera de China y Europa y aumentará en 1/3 la capacidad instalada de producción de seguidores solares.

TrinaTracker, empresa de Trina Solar especializada en el desarrollo y fabricación de seguidores solares dotados de Inteligencia Artificial, eligió a Brasil para ser el primer país fuera de China y España en contar con su propia fábrica de trackers. El equipo es ampliamente utilizado para aumentar la generación de energía a partir de paneles fotovoltaicos mediante el seguimiento del movimiento del sol durante el día.

Con la primera planta fuera de China y España, la capacidad de producción de seguidores aumentará un 33,3%, pasando de 7,5 a 10 GW anuales. La empresa matriz de TrinaTracker es Trina Solar, una de las mayores empresas del sector de la energía fotovoltaica y presente en Brasil y Chile desde 2017 y 2016, respectivamente. La empresa ofrece soluciones integradas a través de una cartera de productos que incluye paneles fotovoltaicos, seguidores solares y equipos de almacenamiento de energía.

La marca cuenta actualmente con dos plantas industriales, una en la ciudad de Changzhou (China) y otra en Viana (España), que juntas tienen la capacidad instalada para producir el equivalente a 7,5 GW de seguidores al año.

La nueva fábrica se está instalando en Salvador, capital de Bahía, y se calcula que empezará a funcionar en el último trimestre de 2023. Inicialmente, tendrá capacidad para producir 2,5 GW de seguidores, pero podría ampliarse si aumenta la demanda. Además de atender al mercado local, la unidad brasileña podrá suministrar seguidores a otros países latinoamericanos.

Según Álvaro García-Maltrás, vicepresidente para América Latina de Trina Solar, la producción de seguidores en Brasil contribuirá a reforzar la ventaja competitiva tanto de TrinaTracker como de su empresa matriz, Trina Solar. «Además de que la fabricación local permite plazos de entrega más cortos en comparación con los equipos importados, el cliente final podrá contar con líneas de crédito del BNDES/BNB para financiar sus proyectos solares.»

En la segunda quincena de agosto, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) aprobó a Trina Tracker Brasil como proveedor acreditado, etapa que precede a la calificación para que sus productos y equipos puedan ser adquiridos a través de líneas de crédito y programas del banco estatal, como el de Financiación de Máquinas y Equipos (Finame).

García-Maltrás también destaca otras ventajas, como el hecho de que los clientes podrán contar con la asistencia técnica de un equipo de ingenieros brasileños, así como con un stock garantizado de equipos y piezas para una rápida reposición durante la operación y mantenimiento de sus plantas. «La nueva fábrica contará con un equipo especializado y con amplia experiencia en seguidores solares para garantizar la correcta instalación de los equipos, su correcta puesta en marcha y una rápida atención.»

Con una línea de producción automatizada en su mayor parte, la planta de Salvador de Bahía reunirá un equipo multidisciplinar, que incluye especialistas en la fabricación de equipos mecánicos y electrónicos, supervisores de montaje y calidad, profesionales de comercio exterior, logística y finanzas, así como un equipo de posventa. En Brasil se fabricarán seguidores de última generación desarrollados por TrinaTracker, que incorporan el algoritmo de seguimiento inteligente SuperTrack, que calcula el ángulo y el movimiento ideales para cada fila de paneles con el fin de maximizar la producción de energía durante los periodos de irradiación difusa e incluso en terrenos irregulares con diversas pendientes. SuperTrack permite aumentar la generación de energía hasta un 8%.

Según el último informe de Wood Mackenzie, empresa especializada en investigación energética, TrinaTracker es uno de los mayores proveedores de seguidores solares de América Latina y el Caribe, situándose en el Top 5 de los mayores fabricantes.

Con la puesta en marcha de la planta en Salvador, la empresa espera que las ventas de seguidores en el mercado brasileño se dupliquen en el primer año en comparación con el volumen estimado hasta finales de 2023, que es de aproximadamente 1 GW. Este optimismo está relacionado con un aumento significativo de las consultas relacionadas con nuevos proyectos de generación distribuida y centralizada. Cabe destacar que la elección de la capital de Bahía para instalar la central tuvo en cuenta una combinación de factores. Uno de ellos es que la región nordeste alberga la mayoría de los proyectos de centrales solares de Brasil. Otro es que Salvador tiene puerto y autopistas, lo que facilita el transporte de la producción.

«La instalación de la fábrica de TrinaTracker en Brasil es una demostración más de la convicción de Trina Solar en el potencial de crecimiento del mercado solar brasileño. Hemos invertido fuertemente en la producción local y en la cualificación cada vez mayor de nuestros técnicos, con el objetivo de estar cerca de nuestros clientes para entender sus necesidades y servirles cada vez mejor. Creemos que así contribuimos eficazmente al desarrollo del sector fotovoltaico», afirma García-Maltrás.40.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *