Esta semana se llevaron y llevarán a cabo una serie de reuniones en las provincias donde la temática de generación distribuida está presente. Entre los puntos de discusión que destacan desde la Federación que preside José Bernardo Álvarez, los ejes centrales son: la adhesión de las provincias, los sistemas de medición y los sistemas de remuneración.

En una primera lectura, las cooperativas se encuentran a la espera de que se reglamente la ley, se defina cómo será aplicada por las jurisdicciones locales y cómo premiará o remunerará esta a las nuevas instalaciones.

Respecto al Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS), Omar Zorzenon, coordinador de la Comisión de Políticas Energéticas de FACE, consideró que el FODIS no podría ir por sistema de coparticipación y que su lógica indica que iría por cantidad de megavatios de potencia instalada o a instalar que tengan las provincias. Este fondo, aclaró, podría ser para subsidiar las tasas.

Con respecto a la medición de generación distribuida, hoy tiene preponderancia con qué sistema se va a medir y cómo se van a analizar los costos. Desde FACE consideran que mientras la medición permita determinar la capacidad de energía y la potencia, será indistinto el equipo a seleccionar. No obstante, declaran una preferencia por el doble medidor.

En una ponencia realizada el año pasado, el Ing. Ricardo Airasca, titular de la Comisión de Políticas Energéticas de FACE, indicó que de permitirse la colocación de un solo medidor bidireccional en las conexiones se confundirían los flujos de energía en el momento que el equipo renovable comience a generar.

Lea también «Doble medidor: la ‘sugerencia’ de FACE y ADEERA a la Ley de Generación Distribuida»

Existe una firme decisión de las cooperativas de que se respete el valor agregado a la distribución y que se tengan consideraciones sobre los costos, para que puedan ser remuneradas debidamente.

El debate que continúa es considerar o no tener diferentes remuneraciones de acuerdo a la tecnología empleada, o si la remuneración será por kWh que se inyecten a la red.

Por otro lado, una lectura final que realizan es que el mercado de renovables al que apuntan sería el comercial o industrial porque el usuario residencial, desde su consideración, no podría amortizar el gasto en menos de 15 años.

Así, rectificaron que están analizando seriamente producir energía a partir de renovables, arriba de 300 kW, motivados en conseguir energía en el menor costo para sus socios.

En este escenario, si se consideran unas 600 cooperativas de Argentina, la proyección de este mercado es de unos 140 MW a instalarse en los próximos años tras la reglamentación.

Lea también «FACE advierte sobre la aplicación de la Ley de distribuida y respalda el cobro de un canon»

Desde principios de 2016 que FACE aborda la temática renovable desde la perspectiva de las cooperativas al rededor del país. En este mes se habrían acelerado sus trabajos porque, afirman desde la Federación, lo que antes era preocupación de la dirigencia ahora es preocupación de todas las cooperativas.

El equipo de la Comisión de Política Energética ya visitó esta semana Santa Fe, específicamente Venado Tuerto, y ayer por la mñn se reunió con asociados en Santa Rosa, La Pampa. La agenda continúa.

Hoy jueves volverán a Santa Fe y estarán presentes en un encuentro de socios de la región, precisamente en la localidad de Centeno. Por otro lado, el viernes mantendrán una reunión con autoridades del Ministerio de Energía de Buenos Aires. Y finalmente, el sábado en Santiago del Estero llevarán a cabo la última actividad de la semana con la cooperativa asociada en aquella provincia.