Tres empresas se quedaron con la licitación de Servicios Complementarios de Control de Tensión de Chile

Alupar, Engie y Transelec fueron las grandes ganadoras de la convocatoria, con un total de cinco proyectos que permitirán reducir la necesidad de operación de centrales térmicas a carbón en el norte del país y mayor integración renovable.

El Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) de Chile adjudicó a tres empresas en la primera licitación pública internacional para la construcción y explotación de Servicios Complementarios de Control de Tensión (SSCC) por aportes de potencia de cortocircuito. 

Tras poco más de diez días desde que se revelaron todas las ofertas económicas de la convocatoria, el CEN finalmente adjudicó cinco proyectos de las empresas Alupar, Engie y Transelec. Obras que permitirán que la zona norte del país disponga de recursos para proveer la fortaleza de red que se requiere para seguir integrando energías renovables variables en la red eléctrica.

La prestación del servicio comenzará a durante el año 2027 y se remunerará por una anualidad durante la vida útil definida en el Informe de Servicios Complementarios, en este caso 25 años.

Los cinco proyectos adjudicados estiman una inversión total de aproximadamente USD 500.000.000 y consideran la instalación de nuevos equipos y la reconversión de una central térmica a carbón en la ciudad de Tocopilla. 

Mientras que el Valor Anualizado del Servicio Complementario (VASC) en conjunto fue de USD 46.565.020 (y un Valor Global Combinación de USD 54.273.948), por detrás del valor global de las soluciones (VASC máximo + VAPC + costos anuales de energía) que había planteado el Coordinador Eléctrico Nacional de Chile en la apertura de sobres económicos (USD 60.440.000).

La particularidad de las empresas que participaron del proceso es que Transelec fue la única que logró la asignación de la totalidad de sus ofertas técnicas presentadas; en tanto que para Engie (1 propuesta adjudicada sobre 5 oficializadas) y Alupar (2 sobre 5) habían sido las de mayor número de ofertas. 

Cabe recordar que los condensadores sincrónicos son una tecnología que no requiere de combustibles para su funcionamiento, sino que para poder rotar consumen electricidad desde la misma red y su instalación permite reducir la necesidad de operación de centrales térmicas a carbón en el día por motivos de seguridad, lo que implicará mayor integración de energías renovables y una reducción de los pagos por mínimo técnico que hoy se realizan. 

“Con la incorporación de esta nueva infraestructura de condensadores sincrónicos al año 2027, en el SEN se reducirá el costo de operación y sus emisiones. De esta forma, no será necesario seguir operando con las centrales térmicas durante las horas de día en la zona norte, donde hay un gran excedente de generación solar y eólica.”, destacó Ernesto Huber, director ejecutivo del Coordinador Eléctrico Nacional.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *