Tres de cada cuatro mujeres que se capacitaron con REDMEREE ocupan un puesto de supervisión o gerencia a nivel técnico en el sector de energías renovables

Así lo confirma la hoja de ruta de género para la transición energética de la sociedad civil. Con estas exitosas estadísticas, la institución reafirma su compromiso por sensibilizar a la sociedad y visibilizar esos esfuerzos.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Fundada en 2016 y única en su tipo, la Red Mujeres en Energía Renovable y Eficiencia Energética (REDMEREE) A.C. busca impulsar un sector de energía renovable y eficiencia energética que promueva el pleno desarrollo de mujeres y hombres en condiciones de igualdad.

De esta forma, abanderan dos agendas específicas: la transición hacia la energía sustentable y la igualdad de género.

Bajo esta premisa, Aidee Zamora, Coordinadora General Adjunta y Vicepresidente de REDMEREE, revela a Energía Estratégica como viene creciendo a lo largo de los años la inclusión femenina en el sector energético mexicano.

“Tres de cada cuatro mujeres que se capacitaron con nosotros hace 3 años, hoy en día, están ocupando puestos de supervisión o de gerencia a nivel técnico en el sector renovable. Esto demuestra que el modelo de empoderamiento funciona”, señala.

“Vimos un crecimiento a nivel organizacional específico sobre la carga de las mujeres que forman parte de la red. La mayoría trabaja en empresas cuyas actividades son la comercialización de baterías, desarrollo de proyectos solares, mantenimiento eólico, etc.”, agrega.

Estas cifras se desprenden de la Hoja de Ruta de Género para la transición energética realizada por la red. Según Zamora, esta consiste en un estudio estadístico donde se mide cuáles son las brechas y cuáles son las posibles líneas de acción para disminuir esas diferencias. 

Con la Hoja de Ruta como punta de lanza, la red está detonando varias iniciativas como webinars dictados por mujeres para la comunidad en general del sector, eventos de networking, el ofrecimiento de becas, capacitaciones y programas de mentoría internacional, entre otras actividades. 

“Desde nuestros inicios hemos trabajado fuertemente en tres líneas de acción: fortalecimiento de capacidades; liderazgo y empoderamiento y la gestión del conocimiento. Los objetivos de la red son lograr la sensibilización en género acompañada de buenas prácticas a nivel de organización y, a la vez, visibilizar esa sensibilización”, explica la experta.

Marco regulatorio

Si bien la especialista advierte un crecimiento en la inclusión femenina en el sector de las renovables, también revela que, al quedar embarazadas, se pierden muchas mujeres en el rubro profesional porque en el sistema mexicano está conceptualizado que «no se pueden hacer las dos cosas a la vez».

 “Las políticas se deben hacer considerando la perspectiva de género. Es importante tener las normativas necesarias para lograr un balance entre la vida y el trabajo. Hay que poner más énfasis en el marco regulatorio para lograr establecer ese nexo”, augura. 

Para Zamora, las organizaciones son pilares muy fuertes para que ese balance se detone, no obstante, se requiere un trabajo articulado entre los diversos actores de la sociedad.

“Si los individuos, organizaciones y autoridades trabajamos de una forma holística en conjunto podremos lograr cambios, sino seguirán siendo esfuerzos aislados. Hay que hacer políticas que vayan de la mano y que consideren los diferentes actores e implicaciones para repercutir 100% en la promoción de la transición energética”.

Además, reconoce la necesidad de reglas claras a largo plazo que permitan impulsar la industria de las energías limpias en general: “Es importantísimo apuntar a que nuestro marco regulatorio sea un poco más robusto y que permita el financiamiento para impulsar a las renovables”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *