Mediante una carta firmada por el Director Encargado de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), Julián Zuluaga, a la que tuvo acceso Energía Estratégica, se le notificó a la Superintendencia de Servicios Públicos (Superservicios) que la comercializadora QI ENERGY no celebró sus contratos comprometidos en la subasta a largo plazo de energías renovables, llevada a cabo el año pasado.

Cabe recordar que luego del proceso ordinario de la convocatoria, como hubo un remanente de 1.864,5 MWh/día que no fue adjudicado, el Ministerio de Minas y Energía llevó adelante un mecanismo complementario. Tres proyectos se quedaron con esa oferta de energía.

Los adjudicatarios fueron el parque eólico Apotolorru, de 75 MW, propiedad de AES, y se asignó más energía a otros dos proyectos que ya habían sido seleccionados en el proceso anterior: el parque solar Campano, de 99 MW, propiedad de Trina, y la central eólica Acacia 2, de 80 MW, en manos de Celsia.

Cabe destacar que la energía asignada en el mecanismo complementario era de contratación obligatoria por parte de las comercializadoras. El artículo 14 de la Resolución MME 40725 de 2019 promueve sanciones a los incumplidores.

“De los 28 Comercializadores Adjudicatarios y los 84 contratos de suministro de energía de largo plazo que se debían suscribir, 27 cumplieron integralmente las obligaciones a su cargo y solo la empresa QI ENERGY no suscribió sus contratos con los generadores JEMEIWAA KA´I, TRINA SOLAR GENERADOR COLOMBIA – CAMPANO y CELSIA COLOMBI”, precisa la carta de la UPME.

En fin, el balance positivo es que el resto de las comercializadoras pudo avanzar con sus respectivos contratos. Pero QI no celebró los acuerdos con AES (JEMEIWAA KA´I), Trina y Celsia. Se esperan penalidades.

Respaldo a la subasta de renovables en Colombia: la banca otorgará garantías por 600 mil dólares a comercializadores

El proceso de la subasta

Durante octubre del año pasado, el Ministerio de Minas y Energía de Colombia adjudicó un total de energía de 10.186 MWh/día proveniente de tres proyectos solares y cinco eólicos por 1.290 MW.

Los comercializadores adjudicatarios fueron 22, que pagarán por esa energía un precio promedio de 95,65 pesos por kWh (unos 27,7 dólares por MWh).

Como la demanda objetivo del Ministerio de Minas y Energía era de 12.050,5 MWh/día, se llevó a cabo un mecanismo complementario donde se adjudicaron otros 1.864,5 MWh/día.

Esta cuota de energía deberá ser comprada por 28 comercializadores a un precio promedio de 106,66 pesos por kWh (31 dólares por MWh).

En ese proceso se incorporó el parque eólico Apotolorru, de 75 MW, propiedad de AES, y se asignó más energía al parque solar Campano y el eólico Acacia 2.

Uno por uno, los contratos entre generadores y comercializadores que se definieron en la subasta de renovables de Colombia