A través de la Resolución 52, la Secretaría de Energía de la Nación extendió el plazo para la firma de contratos de los proyectos de energías renovables adjudicados en la Ronda 2. La fecha límite estaba prevista hasta el martes de esta semana.

Tal prórroga le permitió a la empresa Kuera celebrar el acuerdo de abastecimiento de energía (PPA, por sus siglas en inglés) de su proyecto de biomasa forestal ‘Santo Tomé’, de 12,92 MW netos.

En diálogo con Energía Estratégica Argentina, Julián Cristiá, titular de la empresa, cuenta que el proceso pudo lograrse luego de arribar a un convenio con el fondo de inversión del Estado de Dinamarca ‘IFU’, que financiará parte del proyecto. El monto total previsto para la obra es de unos 50 millones de dólares.

“Además de este fondo buscaremos la incorporación de algún socio más y, después, iniciaremos la construcción”, asegura el empresario, quien confía que todo el proceso se concrete durante el segundo semestre de este año. El plazo de operación comercial de la planta está fijado para mediados del 2021.

Según información oficial, esta planta generará energía eléctrica para abastecer a más 27.000 hogares en todo el país, a partir de residuos forestales provenientes de bosques cultivados y de subproductos de la industria maderera.

“Sabemos que la situación general para el desarrollo de proyectos de energías renovables es compleja, por eso estamos muy contentos que el fondo IFU esté trabajando nosotros”, enfatiza Cristiá.

Lea también: «¿Se termina la prórroga para la firma de contratos de la Ronda 2? Sólo un proyecto firmaría su PPA»

Una de las ventajas que destaca el empresario, la cual en parte hizo posible el acuerdo con la contraparte danesa enfocada sobre mercados emergentes, es disponer del recurso biomásico. El proyecto se montará en una planta industrial ubicada en Santo Tomé, Provincia de Corrientes, donde hay unos 50 aserraderos funcionando y otros con perspectivas de instalarse.

“Tenemos como fortaleza el volumen del recurso, ya que estamos en una zona estratégica del país, como es el Clúster de empresas forestales ubicado sobre 250 mil hectáreas, entre las localidades de Virasoro y Santo Tomé”, precisa Cristiá.

El titular de Kuera subraya que han celebrado contratos de largo plazo con distintos suministradores de biomasa de la zona. “Esto va a generar un impacto muy positivo para toda la región. Mejoraremos la economía para unas 30 pymes, y eso, a su vez, genera nuevos puestos de trabajo”, enfatiza el empresario.

Según cálculos de Cristiá, la central generará unos 300 puestos de empleo de forma sostenida a lo largo de toda su vida útil; cabe destacar que el contrato entre la compañía y CAMMSA es a 20 años, aunque el empresario asegura que la planta puede funcionar muchos más. “Esto marca una diferencia con los proyectos eólicos y solares, que sólo generan trabajo durante el proceso de construcción”, diferencia el titular de Kuera.