Desde enero, los productores del biocombustible a base de aceite de soja que producen hasta 50.000 toneladas por año recibirán 15.139 pesos por parte de las destilerías, prácticamente 950 dólares a la cotización actual. Representa un 11 por ciento de incremento, ya que en diciembre percibían 13.567 pesos.

Las empresas medianas, por su parte, que también se dedican con exclusividad a cumplimentar el corte obligatorio con gasoil al 10 por ciento, pasaron de 13.406 a 14.975 pesos.

Empezando 2017, las grandes aceiteras fueron premiadas: ahora su precio es de 11.909 pesos. Es la primera vez en mucho tiempo que reciben una recompensa similar a las Pymes del rubro, ya que  en general, la actualización venía siendo menor, según se desprende de analizar los datos oficiales.

Siempre se aplicó esta diferenciación por categorías por el hecho que trabajan principalmente con el mercado de exportación y el biodiesel no es la única unidad de negocios. En realidad, el principal nicho es la comercialización de harina de soja.

precios-bio

Actualmente, el grueso de los embarques tiene como destino Estados Unidos. Gracias a esto, en el 2016 la Argentina alcanzó un récord en su producción de biodiésel de más de 2,7 millones de toneladas, un aumento del 50 por ciento con respecto al año anterior, de acuerdo a los registros de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).

Las firmas grandes e integradas – dominan todo el proceso de elaboración – son Cargill S.A.C.I, Molinos Río de la Plata S.A, Noble Argentina S.A, Renova S.A, Terminal 6 Industrial S.A, L.D.C Argentina, Vincentín S.A.I.C, y Viluco S.A.

Por ley, el litro de diésel que se comercializa por las estaciones de servicio debe contener un 10 por ciento del biocombustible. Las empresas del rubro aseguran que hay producción que podría incorporarse a este segmento, por eso esperan expectantes medidas del Gobierno en esta dirección. Es el objetivo de las Pymes para 2017.