Seraphim es una compañía abocada a la investigación, desarrollo, producción, innovación y venta de paneles fotovoltaicos. Fue fundada en 2011, en China, y a pesar de ser una empresa joven, desde hace algunos años logró consolidarse en el top 10 de fabricantes a nivel mundial. Según datos de la propia empresa, ya han logrado colocar productos por más de 6 GW en unos 40 países.

Continuando su estrategia de expansión, actualmente Seraphim está incorporándose con fuerza en el mercado latinoamericano, sin lugar a dudas uno de los más atractivos del mundo debido a la apuesta que todos los países están realizando para diversificar su matriz, incorporando energías renovables no convencionales.

En el marco del evento internacional Energyear, desarrollado los días 29 y 30 de mayo en Medellín, Diego Molina, Director General para Latinoamérica y el Caribe de Seraphim, participó del ciclo de entrevistas filmadas que organiza Energía Estratégica Latam.

En la nota, el especialista destacó la reciente inauguración de una nueva planta de 1 GW que la compañía ha abierto en China, “enfocada a producir paneles de muy alta potencia, bifaciales, con características correspondientes a la tendencia del mercado”, resaltó.

De este modo, la empresa alcanzó niveles de fabricación de paneles solares fotovltalicos de 5 GW anuales. «Esto nos pone definitivamente dentro de los 10 fabricantes más importantes del mundo”, subrayó Molina.

Asimismo, el Director General de Seraphim enfatizó sobre el interés de la compañía sobre el mercado latinoamericano, especialmente al chileno, colombiano, brasilero y mexicano.

“Estamos trabajando con fondos muy importantes para región”, reveló Molina, al tiempo que señaló que en estos momentos están trabajando para proveer de tecnología a una planta que se está por desarrollar en Chile, que contará con paneles bifaciales de 400 W.

Consultado sobre el mercado de Colombia, Molina reconoce que hubo un “intento fallido” en la primera versión de la subasta de energías renovables a largo plazo, pero augura mejores resultados para este segundo intento.

“Esperamos muy buenos resultado para septiembre (fecha tentativa de adjudicación de ofertas), con la participación activa de la banca, tanto nacional como multilateral apostando por Colombia”, enfatizó el Director General para Latinoamérica y el Caribe de Seraphim.

Lea también: «Tras los cambios que el Gobierno aplicó a la demanda, EPM se prepara para competir en la subasta de energías renovables con nuevos proyectos»

Los módulos de Seraphim que permiten generar hasta un 30% más

La nueva planta de Seraphim con capacidad de producción de 1 GW anual que comenzó a funcionar el mes pasado, permite fabricar módulos Blade Bifacial.

Según la empresa, este nuevo producto incorpora la tecnología de media celda líder de la industria y la última tecnología de celdas PERC bifaciales, lo cual le permite exhibir características tales como menor pérdida de energía interna, menor potencial de hotspots, mayor producción de energía y mayor confiabilidad.

Comparado con módulos tradicionales, los módulos de media celda presentan menor resistencia de corriente y en serie, lo cual minimiza las pérdidas por desajuste, las pérdidas internas de energía y los efectos de sombra.

Además, la aplicación de la tecnología de celda PERC bifacial en el nuevo producto también puede aumentar la generación de energía entre un 10% y un 30%, lo cual da al producto mayor efectividad para su costo.

Aparte de su mayor rendimiento, el módulo Blade Bifacial de Seraphim es mucho más liviano, ya que utiliza un vidrio templado de 2.0 mm con doble recubrimiento anti-reflejo, en lugar del vidrio de 2.5 mm utilizado por la mayoría de los fabricantes de celdas fotovoltaicas, lo que facilita la instalación y ahorra costos de transporte.

“La mejora técnica del módulo fotovoltaico, como componente fundamental del sistema de generación de energía, es una medida importante para reducir el costo de la electricidad y promover la energía fotovoltaica en red a un precio justo», aseveró Polaris Li, Presidente de Seraphim.

El empresario explicó que «la integración de la tecnología de media celda y la tecnología de celda PERC bifacial es un camino importante para desarrollar la tecnología de módulos fotovoltaico y adaptarla a las necesidades del mercado terminal. En vista de su excelente estabilidad, hemos extendido la garantía del producto de los módulos monocristal de media celda PERC a 15 años, o sea 50% más que los 10 años de garantía del mercado”.