El ingeniero agrónomo Ricardo Rodríguez Martin, responsable del análisis de la factibilidad y del desarrollo del diseño básico de la planta piloto de generación de energía eléctrica en base a biomasa residual leñosa de Esquel,provincia de  Chubut, que realizó un Trabajo Fin de Maestría para Universidad Politécnica de Madrid, de características similares en la zona, con el apoyo del Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP) y el Bosque Modelo de Futaleufú, cuenta sobre el proyecto.

“Desde Febrero de este año estamos trabajando desde este Municipio de Esquel, apoyados por el Ministerio de Agricultura de la Nación, para poder contar en el corto-medio plazo, con la primera Planta de Generación de Energía con Biomasa residual Leñosa, de pequeña escala, surgida del ámbito público de todo el país”, destacó el experto en contacto con Energía Estratégica.

Respecto de las tecnologías utilizadas, Martin explica que “estará basada en la combustión directa de residuos leñosos triturados en una caldera humotubular, y el aprovechamiento del vapor a baja presión en un motor Spilling acoplado a un generador eléctrico”.

Se están evaluando las cantidades y características de los diferentes combustibles con un horizonte temporal de 20 años y se propondrá el logístico de acopio de material, así como el sistema de generación de energía. A priori, el traslado de los recursos se realizará en camiones porta-contenedores a roll-off.

¿Quién financia la iniciativa? Este proyecto de factibilidad cuenta con un presupuesto aportado del Ministerio de Agricultura de la Nación, que está siendo gestionado por el Municipio y la Agencia de Desarrollo Regional de Esquel.

La idea de los expertos que trabajan en este emprendimiento es generar un excedente de energía para que pueda ser vendido a la distribuidora local y mejorar el sistema actual de gestión de residuos de especies leñosas exóticas producidas en la región, mediante su valorización energética, para evitar los problemas derivados de su acumulación, como incendios o plagas como el Sirex del pino, entre otras.

Materia prima de la región

Los insumos que va a utilizar la central son:

  • de tratamientos selvícolas en forestaciones de pino a distancias inferiores a 50 Km de la planta, fundamentalmente pertenecientes a los bosques comunales del Municipio de Esquel.
  • residuos compuestos por ramas finas, piñas, troncos deformados, pies raleados no comerciales.
  • residuos de los aserraderos cercanos, compuestos por serrín, despuntes,  y todos aquellos materiales leñosos que no tienen ni mercado ni valor comercial actual.
  • también está en los planes utilizar residuos procedentes de podas y tareas de mantenimiento de espacios verdes en las áreas urbanas de Esquel y Trevelin.