El Ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Juan Carlos Bermeo Calderón, señaló que: “el proyecto se ejecutará con una inversión de USD 63 millones, 100% capital privado, para la instalación de 14,8 MW de generación fotovoltaica con baterías de 40,9 MWh en las islas Santa Cruz y Baltra”.

Conolophus es parte de la iniciativa “Cero Combustibles Fósiles en Galápagos”, cuyo objetivo es la disminución del uso de derivados del petróleo en la generación eléctrica para esta zona de alta sensibilidad ambiental y social del país.

En concordancia con la política del Gobierno Nacional de impulsar la participación del sector privado en la expansión de la generación de electricidad, se estructuró el Proceso Publico de Selección para el proyecto Conolophus, con el propósito de delegar el desarrollo de la obra por un periodo de 25 años, a partir de la firma del contrato de concesión.

El proyecto de microrred de energía renovable contempla, además:

  • La construcción de la Subestación de Seccionamiento para el Sistema de Interconexión Baltra – Santa Cruz.
  • El tendido del segundo circuito entre la Subestación Conolophus y la Subestación Santa Cruz (34.5 kV).
  • La implementación de un Sistema de Control Central de Microrred que integrará a todas las centrales de generación y almacenamiento (existentes y futuras), a través de un despacho óptimo de energía, reduciendo el consumo de diésel utilizado actualmente en la generación eléctrica y garantizando la estabilidad del sistema eléctrico.
  • El Plan Maestro de Electricidad vigente plantea la expansión de la generación en el sistema eléctrico Santa Cruz – Baltra, con base al aprovechamiento del recurso solar y eólico, con proyectos que apuntan a sustituir la actual generación eléctrica basada en la combustión de diésel.

El Gobierno del Encuentro promueve procesos públicos de selección transparentes, para fomentar la inversión privada en el sector energético, mediante la aplicación de un marco jurídico adecuado, que permita captar más recursos, generar empleo, desarrollo productivo y tecnológico, para beneficio de todos los ecuatorianos.

Se estima que con la puesta en marcha del proyecto se evitaría la emisión de aproximadamente 16.400 toneladas anuales de CO2 al ambiente.