Los usuarios de la Provincia de Tierra del Fuego, contribuyentes de la Dirección Provincial de Energía de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, ya pueden conectar equipos de energías renovables para autoabastecerse y vender excedentes a la red eléctrica.

Esto se debe a que la provincia más austral del mundo adhirió a la Ley nacional de Generación Distribuida, N°27.424, accediendo no sólo a su marco técnico y normativo sino también a sus beneficios, como los del Certificado de Crédito Fiscal (CCF), diseñado para empresas y pymes.

El CCF se otorga en forma de bono electrónico a favor del usuario y se verá reflejado en su cuenta de AFIP, pudiendo ser utilizado para el pago de impuestos nacionales como el impuesto a las ganancias y el impuesto al valor agregado (IVA), entre otros, en el momento que lo desee, durante los 5 años posteriores a la obtención.

El monto del Certificado es de 15.000 pesos por kW instalado, hasta un máximo de un millón de pesos por instalación. La reserva de cupo tiene una vigencia de 6 meses.

De acuerdo al mapa de distribuidores inscriptos de la Secretaría de Energía de la Nación, además de Tierra del Fuego, existen otras seis jurisdicciones habilitadas.

Estas son: Córdoba, San Juan, Mendoza, Río Negro y Provincia de Buenos Aires y Capital Federal sólo a través de Edenor y Edesur.

Cabe destacar que muchas provincias están en proceso de adhesión a la Ley nacional, con proyectos en sus legislaturas provinciales que avanzan y otras con sanciones concretas que están en un período de reglamentación.

Otras jurisdicciones, como Salta y Santa Fe, no han adherido a la ley federal pero sí cuentan con su propio marco regulatorio, que no sólo habilita a sus usuarios a interactuar con la red eléctrica mediante fuentes de energías renovables, sino que les otorgan tarifas de incentivo, de manera tal que los equipos puedan amortizarse en un plazo no mayor a 8 años.

Lea también: «FACE propone a los partidos políticos reactivar la economía con ayuda de las renovables: Generación Distribuida y proyectos de mediana escala»

La experiencia cordobesa

A fines de agosto, la provincia de Córdoba anunció la conexión de las primeras PyMEs que se sumaron al programa de Generación Distribuida de energía renovable del marco regulatorio nacional.

Las empresas Conectar SRL, Punto Panorámico SA y Electroingeniería ICS SA se convirtieron así en los primeros usuarios del sector productivo que se incorporan a este programa.

La empresa Grupo Conectar SRL es una compañía cordobesa con 18 años de trayectoria dedicada a desarrollar obras, servicios y proyectos de ingeniería eléctrica y electromecánica, y fabrica y vende materiales para la electricidad. Ubicada en Juárez Celman, actualmente tiene más de 240 empleados. Instaló un equipo de 10 kW de potencia que cuenta con 30 paneles solares, y tiene planeado próximamente duplicar esa potencia.

Por su parte, la empresa Punto Panorámico SA es una Estación de Servicio Dual ubicada al oeste de la capital provincial, en el Barrio Valle Escondido. Se dedica a la venta de combustibles líquidos y Gas Natural Comprimido (GNC) y en ella trabajan 31 personas. El equipo que instaló cuenta con 60 paneles solares de 330 Wp de potencia cada uno.

Por último, Electroingeniería ICS SA es una empresa dedicada a la fabricación, construcción y comercialización de productos para el mercado eléctrico. Se encuentra en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional Ing. Ambrosio Taravella de la ciudad de Córdoba, e instaló un equipo de 10 kW de potencia formado por 36 paneles solares.