El CEO de Tesla, Elon Musk, se ha comprometido a entregar la batería en un plazo de 100 días una vez que el acuerdo de interconexión de la red haya sido firmado. La batería, de 100MW/129MWh, situará a Australia a la vanguardia de la tecnología mundial de almacenamiento de energía. La batería funcionará en todo momento proporcionando servicios de estabilidad para la energía renovable y estará disponible para suministrar energía de respaldo de emergencia si se predice un déficit de energía.

Tal y como explica Tesla en su blog esta iniciativa responde a la llamada que hizo el pasado mes de septiembre Australia Meridional para recibir expresiones de interés para el despliegue de soluciones de almacenamiento en su territorio después de que una gran tormenta afectara a sus infraestructuras eléctricas causando un apagón en todo el estado y dejando a 1,7 millones de habitantes sin luz.

Lea también: «Reemplazar centrales diésel por energía fotovoltaica: uno de los objetivos de Tesla en Salta»

Para la compañía que dirige Leon Musk “este sistema será el proyecto de almacenamiento de baterías de iones de litio más grande del mundo y proporcionará energía suficiente para más de 30.000 viviendas, aproximadamente la misma cantidad de viviendas que perdieron energía durante el apagón“.

La mayor batería de iones de litio del mundo

Tesla señala en su blog que “trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno de Australia del Sur y Neoen, este proyecto de almacenamiento de energía a escala de red no sólo es sostenible, sino que ayudará a resolver la escasez de energía, reducir intermitencias y gestionar la carga máxima de verano para mejorar la fiabilidad de la infraestructura eléctrica de Australia Meridional“.

El acuerdo también implicará otras inversiones en la economía de Australia del Sur, tanto por Neoen como por Tesla, con detalles que se anunciarán en el futuro, según un comunicado del Gobierno. La selección de Neoen para este proyecto también fortalecerá los vínculos de Australia del Sur con el sector de la alta tecnología de Francia y “reforzará el papel de país como líder mundial en la lucha contra el calentamiento global“, señala.

Lea también: «Elon Musk y el cambio climático: el secreto detrás de la última compra de Tesla»

El primer ministro de Australia Meridional, Jay Weatherill, ha asegurado que el almacenamiento con batería es el futuro del mercado energético de su nación y que este acuerdo histórico hace más que llevar hasta Australia Meridional a un gigante de la energía sostenible como es Telsa, ya que también tendrá algunos spin-offs económicos significativos.

Por su parte, el CEO adjunto de Neoen, Romain Desrousseaux se ha mostrado muy orgullosa de trabajar con el Gobierno del Sur de Australia y Tesla para ampliar el parque eólico Hornsdale en Jamestown. “Con 100 MW y 129 MWh, el almacén energético de Hornsdale Power no sólo se convertirá en el mayor generador renovable del estado, sino que también albergará la mayor batería de iones de litio en el mundo”, ha señalado. A su juicio, esta tecnología va a demostrar que el almacenamiento a gran escala de la batería es posible y ahora, comercialmente viable.