En dialogo con Pablo De Benedictis, uno de los fundadores de la empresa Goodenergy, cuenta que les ha llegado una invitación para presentarse en el 5to Congreso Internacional Solar Cities, a realizar los días 17 y 18 de noviembre en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), Ciudad de Buenos Aires, para comentar la experiencia de la instalación de calefones solares que, en diciembre del 2013, le instalaron a la empresa Nestlé Argentina. “Un caso de éxito del uso de la energía solar en empresas”, subraya el entrevistado.

La instalación consta de 12 colectores de 30 tubos cada uno, con capacidad para calentar 300 litros de agua por día en cada equipo, totalizando 3.600 litros en invierno y con la posibilidad de incrementar a más de 4.000 litros de agua por día en verano.

Esto equivale a cubrir un 72% de las necesidades en invierno y un 85% aproximadamente en verano” del total que consume la empresa, la cual cuenta con cerca de 300 operarios que se duchan en dos turnos.

Sobre el mecanismo, el entrevistado explica que “el agua se almacena una vez que se calienta en tanques independientes a los colectores, ya que estos se debían instalar en un techo de aproximadamente 8 metros de altura”.

Dice que se fabricaron 6 tanques con capacidad de almacenamiento de 500 litros de agua cada uno, lo que equivale a una acumulación de unos 3.000 litros que se disponen a ser utilizados al día siguiente.

Sobre la labor ingenieril, el empresario explica: “Hicimos un diagnóstico, donde encontramos que se utilizaba una caldera a gas para satisfacer dicha necesidad. La cantidad de agua a calentar era de 5.000 aproximadamente, dado que se bañaba un 70% del personal diario”.

Agrega que, tras la colocación, el beneficio se tradujo en un ahorro mensual de gas de 640 mts3 y se evita una emisión anual del orden de 30 toneladas de dióxido de carbono por cerca de 15 años. Dicha reserva en el gasto fósil, a Nestlé, le “permite ahorrar hasta 20 mil pesos mensuales”.

El profesional destaca que el ahorro de gas, desde luego, equivale a la infraestructura que se desea montar, lo cual también impacta en el gasto inicial.

Dice que la duración de los calefones ronda en los 25 años, y que el costo de cada colector es cercano a los 12 mil pesos y el de los tanques aproximadamente 11 mil pesos, lo cual se sujeta a ser amortizado con el pasar de los años.

Modo de funcionamiento

Existe un sistema de circulación entre el colector solar y los tanques de almacenamiento con bombas que hacen circular el agua, todo está programado con sensores de temperatura que indican la graduación deseada del sistema, calculada en 60 grados, y la temperatura real del agua.

Cuando se necesita de mayor temperatura, un sensor indica que hay suficiente radiación como para que el agua se caliente y comienza así el sistema de circulación.

Por otra parte, para poder abastecer de agua caliente en días nublados o cuando no hay suficiente radiación, se pusieron como back up resistencias eléctricas de 3KW de potencia cada una para hacer funcionarlas en cada uno de los tanques de almacenamiento y así poder integrar en un sistema la posibilidad de entregar agua caliente ante las dificultades climáticas.