Sustainablearth Latam ya contaría con desarrollos por 500 MW de capacidad eólica y solar para dinamizar en Perú.

De aquel país es su gerente general para Latinoamérica,  José Adolfo Rojas Álvarez, quien reveló a este medio que ve con mucho atractivo este y otros mercados de la región.

En Perú, la intención es ubicar parte de estos proyectos bajo distintos mecanismos. Dicho esto, un reto que identifica el empresario en el mercado peruano gira en torno a resolver si se continuarán las subastas RER, si hay nuevas oportunidades para proyectos renovables en Perú junto a las distribuidoras o si el presente y futuro es sólo contratos de compra-venta con industriales.

“El Estado peruano tiene que encontrar una forma para que las convocatorias para cubrir la necesidad de las distribuidoras incluyan una componente sí o sí de energías renovables no convencionales”.

“Confío que puede realizarse algo de eso. De todo el paquete de energía que se necesita, un 10% podría ser de energías renovables. Eso sería un aliciente. Ahora bien, hay que seguir preguntándonos cómo serían las características de esos contratos”, indicó.

Por el lado privado, una alternativa es suplir a grandes usuarios como pesqueras, mineras y otras industrias, desde clusters de energía en ubicaciones estratégicas.

“Podemos generar un mix en el cual podamos vender energía al puerto, a las distribuidoras o mediante subastas RER. La idea es tener proyectos ready to build competitivos en este y otros mercados”.

En Chile, la capacidad de proyectos en desarrollo serían optimistas.

“Hemos cerrado con socios estratégicos unos proyectos fotovoltaicos cercanos a los 50 MW que presentaremos en junio de este año a la licitación”, confió el empresario.

“Luego, vamos a realizar unos 400 MW adicionales en este país, compuestos por 200 MW solares y 200 MW eólicos”, precisó.

De allí es que Sustainablearth Latam ya esté en movimiento en el mercado chileno, articulando la parte de ingeniería para avanzar con sus primeros grandes proyectos de utility scale.

Además, esta empresa ya está tocando la puerta en otros mercados como Colombia o Argentina, de gran atractivo tras las subastas públicas que se han organizado y por el movimiento de contratos entre privado que prometen.

Sin quitar importancia a las subastas o licitaciones públicas, Adolfo Rojas explicó que las empresas como la que él representa buscan participar del mercado “sin exigir subsidios” o “ni solicitando subastas”.

“Si una distribuidora nos puede comprar la energía, en buena hora. Sino, nosotros saldremos a buscar nuestros propios PPA”.

“Queremos que nos dejen competir en libertad de mercado”, subrayó.