Sugieren cambios en el marco regulatorio claves para detonar las energías renovables en México

Ante la creciente demanda energética que atraviesa el país, especialistas del sector, proponen adoptar políticas como reactivar las subastas, aumentar el límite de capacidad instalada de generación distribuida e invertir en las redes de transmisión para impulsar las energías renovables en el país.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

De cara a las elecciones presidenciales previstas para el 2 de junio de 2024 en México, reina la incertidumbre en el sector de las energías renovables.

De acuerdo al sector privado, en México se ha visto más impulso en la generación distribuida que en proyectos a nivel utility, sobre todo, por las cancelaciones de las subastas por parte de la gestión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Estas suspensiones en las subastas han ocasionado que muchos proyectos renovables a gran escala hayan quedado en stand by, a la expectativa de un cambio en la actitud del gobierno.

Independientemente de quién llegue al poder el próximo año, Rodolfo Alanis, desarrollador de proyectos renovables destaca el potencial que tienen las energías renovables en México tanto a nivel utility como en generación distribuida y sugiere cambios en la normativa para impulsar la actividad, en conversaciones con Energía Estratégica,.

Los cambios propuestos

  • Reactivar las subastas a largo plazo

Alanis asegura que se deben recuperar las subastas eléctricas a largo plazo para garantizar la capacidad instalada que se necesitará en el corto y mediano plazo.

“Esperamos un crecimiento de al menos un 5% de demanda de energía eléctrica en los próximos años. Por ello, necesitamos recuperar esa inversión que ya estaba y ascendía a unos 40 mil millones de dólares, pero dada la incertidumbre del gobierno actual no llegó a potenciarse”, alerta.

“Recordemos que tenemos parado casi 1 GW de capacidad instalada porque no hay permisos para poder interconectarse a la red y poder inyectar esa energía al sistema eléctrico nacional”, agrega.

El especialista expone que a nivel utility, en México el potencial de desarrollo de proyectos de crecimiento anual es bastante prometedor por los efectos del nearshoring.

“México transita una política más restringente de factores privados de energía eléctrica. Es necesaria una política más abierta que no trabe permisos sino que de incentivos para que este tipo de plantas se puedan generar”, asevera.

  • Crear políticas públicas que ayuden a cumplir los compromisos asumidos en el Acuerdo de París

Teniendo en cuenta que México prometió generar el 50% de su electricidad para el 2050 con energías limpias, el especialista insiste en que es importante acelerar esos compromisos.

“Necesitamos garantizar que haya un crecimiento claro en promedio de aquí al 2050 para llegar a esas metas. Necesitamos blindar esos compromisos independientemente de quien esté a la cabeza del Gobierno Federal”, explica.

  • No desatender las inversiones en las redes de transmisión

Para Alanis, hay que asegurar el nivel de inversión que se viene: “Necesitamos saber cuánto le va a invertir el estado mexicano a las cuestiones de generación, transmisión y distribución porque no podemos operar subastas para generar energía cuando estamos desatendiendo la parte de transmisión”.

“La transición energética se va a dar solamente cuando volvamos a ver a las líneas de transmisión como un ente generador de eficiencia que da oportunidades de energía y desarrollo. Es crucial que se dedique más inversión a las líneas de transmisión porque de nada sirve tener generación, si no podemos transportar esa energía”, alerta.

Según International Renewable Energy Agency (IRENA), Mexico recibió 14.4 mil millones de dólares solamente entre el 2010 y el 219. Estas cifras arrojan un promedio de casi 1250 millones de dólares anuales. 

“Es una inversión importante que debemos asignar en sentar las bases para que desarrollos renovables como parques eólicos y fotovoltaicos puedan funcionar. Es importante que reactivemos esa industria, porque no vamos a tener energía para satisfacer la demanda de las empresas que llegan a México, principalmente en el norte y el oeste del país”, alerta.

  • Enfatizar en políticas de eficiencia energética

De acuerdo a Alanis es fundamental desarrollar el mercado de eficiencia energética: “Hay que sentar las bases para definir cómo consumir menos energía y seguir produciendo lo mismo”. 

Además, alerta que se debe dejar de desperdiciar energía que se puede utilizar en procesos productivos. Para ello, invita a toda la industria a involucrarse y adoptar tecnologías que reduzcan su CO2 por más pequeñas o grandes que sean esas inversiones. 

  • Incrementar el límite de potencia para proyectos de generación distribuida

El desarrollador de proyectos renovables sugiere que es menester aumentar el nivel de capacidad instalada, de 500 kW a mínimo un 1 MW. Este cambio se tendría que llevar adelante en los próximos meses para poder aprovechar todas las inversiones que se están dando en México.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *