Subsidios al sector energético ya representan el 3.6 por ciento del PBI

Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) analiza los recursos que necesitarán las centrales térmicas, petroleras, consumidores y empresas del rubro energético, para poder abastecer de energía a la economía. ¿Cómo se desglosa el presupuesto nacional para 2016 en lo que respecta a energía? Está desagregado en diferentes programas […]


Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) analiza los recursos que necesitarán las centrales térmicas, petroleras, consumidores y empresas del rubro energético, para poder abastecer de energía a la economía.

¿Cómo se desglosa el presupuesto nacional para 2016 en lo que respecta a energía?

Está desagregado en diferentes programas y en transferencias a empresas como ENARSA o CAMMESA. En ese sentido, la mejor forma de evaluar el monto total asignado es mediante la clasificación por finalidad y función, que engloba todos los gastos dirigidos a una determinada política pública, en este caso Energía, Combustibles y Minería.

Para el presupuesto 2016, el monto asignado es de $143.055,7 millones, un 9,4 por ciento menos que los $157.871,5 millones asignados en 2015. Sin embargo, cabe aclarar que en los últimos años esta partida ha sido subestimada al aprobarse el presupuesto, para luego ampliarse mediante Decretos de Necesidad y Urgencia, y decisiones administrativas de la Jefatura de Gabinete.

 ¿Cuánto representan los subsidios a la energía eléctrica respecto del PBI?

Los subsidios a la energía en el sentido estricto (es decir, solo las transferencias para financiar gastos corrientes, sin incluir las destinadas a financiar inversiones) alcanzaron los $127.984 millones en 2014, equivalentes a un 2,9% del PIB. Si se incluyen también las transferencias de capital, el monto ejecutado fue de $160.755 millones, un 3,6% del PIB.

Los números del Presupuesto 2016

Subsidios del sector energético: $116.000 millones, un 15,7 % menos de lo previsto para 2015.

Un informe de ASAP explica que “teniendo en cuenta que en el transcurso de ocho meses del corriente año ya se ha consumido el 72% de los créditos asignados para subsidios al sector energético, resulta evidente que en los meses que restan de 2015 serán instrumentados refuerzos y/o reasignaciones, con lo cual la comparación entre el gasto contenido en el Proyecto de Presupuesto 2016 y el gasto efectivo de 2015 arrojará una diferencia mayor al 15,7% que surge de la comparación contra el crédito vigente”.

Destinos 

  • Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA): $69.000 millones, monto equivalente a lo previsto para este año, principalmente para afrontar la compra de combustible para centrales térmicas (fuel oil y gasoil), y los pagos a agentes acreedores del mercado eléctrico;
  • Energía Argentina S.A. (ENARSA): $29.000 millones, un 27% menos que el vigente para 2015, fundamentalmente destinadas a solventar la diferencia entre el precio de importación del combustible y el precio de venta del mismo al mercado interno, ya sea aquel proveniente de importaciones de Bolivia, como el gas natural licuado adquirido en el marco del Programa Energía Total;
  • Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas: $11.500 millones, un 46 % menos que en 2015, que entre otras acciones incluye el Programa de Estímulo a la Inyección de Excedente de Gas Natural –Plan Gas–, como así también el destinado a empresas con inyección reducida, cuyo propósito es reducir la diferencia existente entre la producción y el consumo de gas en el país, estimulando mediante incentivos la inversión en exploración y explotación de nuevos yacimientos.
  • Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos y para la Expansión de Redes de Gas Natural:  $2.340 millones, 32% por ciento menos que en 2015, que actualmente financian al Programa Hogares con Garrafa (HOGAR), creado por el Decreto N° 470 del 30 de marzo de 20157, en reemplazo del Programa “Garrafa para Todos”, que subsidiaba el precio de la garrafa para el universo de usuarios, sin diferenciar las condiciones socioeconómicas de la vivienda o si contaba con acceso a gas de red.
  • Yacimientos Carboníferos de Río Turbio ($2.590 millones, 36% más que en 2015), con el propósito de atender gastos operativos, la adquisición de equipamiento y el reacondicionamiento del yacimiento
  • Ente Binacional Yaciretá ($619 millones,-33 por ciento menos que en 2015), en concepto de anticipos por la cesión a Argentina de energía eléctrica generada por la central correspondiente a la República del Paraguay; y
  • Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas ($418 millones, monto equivalente a lo previsto para este año), a través del cual se financian las compensaciones tarifarias para la Región Patagónica, el Departamento Malargüe de la Provincia de Mendoza y la Región conocida como «Puna».

3 Comentarios

  1. Eugenio Bow

    Rafael Flores, buen tipo, peros sepan que a nivel mundial, los subsidios a la energía supera los 5,6 % del PIB mundial. Buena parte subsidia las aerolineas de bandera más importantes del mundo, (todas deficitarias: Lufthansa, Alitalia, Air France, British Airways), fabricación de armas, (misiles, helicópteros, cruceros, destructores) y una serie de productos que compramos los que vivimos en el tercer mundo. Es decir mendigamos un billete que no emitimos para comprar productos con subsidios energéticos y nos mandan a decir que es lo que tenemos que hacer con los impuestos. Una verguenza.

    Responder
  2. PATO

    Buen comentario el de Eugenio Bow

    Responder
  3. Jorge Caminos

    Los subsidios en algunos casos son necesarios, el problema es cuando los subsidios no están bien dirigidos, y si no comparen cuanto se pagan 400 kWh en la ciudad de Bs As y en el interior. Ahí vemos que hay un error importante ya que no se está beneficiando a los que menos tienen sino que a todos.
    Lo mismo pasa con el Gas Natural, el que tiene acceso a la red no paga mas de $ 50 por mes, pero el que tiene que comprar un tubo de 45 kg debe pagar hasta $ 1000.
    Hay que ordenar rápidamente estos desfasaje y que todos pagamos lo que nos corresponde. Y con lo que se ahorra hay que invertirlo en el sistema energéticos que necesita y mucho.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com