La licitación prevé la compra de energía para distintas tecnologías: hidroeléctricas, eólicas, solares, biomasa termoeléctrica, carbón mineral nacional, gas natural y valorización energética de residuos sólidos urbanos.

En cuánto a los plazos de los contratos varía entre 15 y 25 años.

Si bien se había anunciado que la celebración de las Subastas A-5 y A-6 tendrían lugar el mismo día, como resultado de la planificación de la Subasta de Capacidad de Reserva, que también se celebrará en 2021, se ha decidido celebrar únicamente la Subasta A-5 el 30 de septiembre.

El MME explica que, cuanto se definan los lineamientos para la realización de la Subasta de Capacidad de Reserva, divulgará las condiciones para atender el crecimiento del mercado de las distribuidoras del SIN para el año 2027, así como decidir sobre la conveniencia de realizar la Subasta A-6 en el año 2021.

En el primer trimestre, comunicábamos que lograban superarse los 8 GW de potencia solar instalada con proyectos operativos en los distintos segmentos del mercado.

Las previsiones de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL) también resultan esperanzadoras para el país, ya que advierten un aumento de la capacidad solar fotovoltaica de casi 15 GW hasta 2025.

Visto aquel crecimiento de la energía solar, la consultora brasileña Greener elaboró un nuevo reporte al servicio del sector, valiéndose de datos oficiales y relevamientos propios.

El denominado “Estudio Estratégico: Grandes Usinas Solares 2021 – Mercado Libre y Regulado» simplifica en esquemas sencillos de interpretar mucha información valiosa sobre la evolución de los proyectos fotovoltaicos en Brasil, identifica las tendencias actuales en contratos o tecnologías y detalla sus pronósticos para la generación de energía solar centralizada para los próximos años.

No es menor el volumen de proyectos en desarrollo que Greener indica como plantas de energía fotovoltaica en etapa inicial o intermedia de desarrollo que cuentan con autorización DRO (Despacho de Requerimento de Outorga); con estos, la cifra de capacidad por instalar escalaría a 98.9 GW entre proyectos destinados al mercado de energía libre (ACL) y el mercado regulado (ACR).

Proyectos de energía solar fotovoltaica en desarrollo – Graficas: Greener

Siguiendo el detalle del reporte, del total de proyectos dentro del mercado regulado, 3035 MW se supieron operativos hacia finales de 2020, 520 MW se declararon en construcción y 721 MW se mantuvieron en la categoría de proyectos con construcción no iniciada (aproximadamente el 50% de estos correspondían a solar).

En tanto que, en el mercado libre se registró 13.38 GW entre plantas en operación y en construcción, autorizadas a inyectar energía a la red, aunque sorpresivamente el 98.5% de esos proyectos solares aún no estarían en operación de acuerdo con el seguimiento de Greener hacia final del año pasado.

No obstante, en el escenario actual y futuro, resulta de gran atractivo el mercado libre. Aquí, las empresas se topan con distintos modelos de negocios vigentes para participar de los negocios, ya sea como: productor de energía independiente (PIE), productor independiente equivalente a autogeneración, arrendamiento para autogeneración o autoproductor de energía (APE) propiamente dicho.

«Hasta enero de 2021, se habían mapeado 13,3 GW de concesiones de proyectos de energía solar fotovoltaica para el Mercado Libre. Más de 8,4 GW ya han firmado PPA, según una investigación de Greener».

Así, el volumen de proyectos con contratos en el mercado libre ya superarían a los adjudicados por el gobierno en subastas (4.6 GW).

“La energía solar en el Mercado Libre ha venido de la minería y empresas químicas hasta ahora, especialmente de multinacionales, impulsadas por sus sedes internacionales”.

“Además, se han realizado diversas subastas para la contratación de energía incentivada, como por ejemplo subastas organizadas por las distribuidoras de energía CEMIG, COPEL y Furnas”, comunican desde Greener.

Entre los pronósticos de la consultora brasileña, destacamos aquel que indica que “la sobrecontratación de energía por parte de las distribuidoras para los próximos años indica una probable reducción de la demanda en las próximas subastas de energía para el Mercado Regulado. De allí que, la ganancia de competitividad de las fuentes de energía incentivadas, especialmente la eólica y solar en el Mercado Libre, debería impulsar la expansión de la generación de energía en los próximos años”.