Si bien el proyecto de ley de Marcelo Guinle, que obtuvo recientemente media sanción en la Cámara Alta, es bien recibido por gran parte del sector de las energías renovables, consideran que se trata de una propuesta perfectible.

En este caso, Erico Spinadel, experto en energía eólica con más de 30 años de trayectoria y presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica –AAEE-, en contacto con Energía Estratégica observa que la iniciativa de Ley recae sólo en los grandes consumidores exigiéndoles que lleguen a un 8 por ciento de la energía consumida total.

Vale destacar que el texto indica que todo aquel usuario que consumiera 300 kW de energía debe sostener un 8 por ciento de lo utilizado a través de energías limpias, de lo contrario deberán pagar una feroz multa por lo excedido de 200 dólares el MW/h.

Sobre lo expuesto, el entrevistado explica: “A lo sumo obtendremos los beneficios del 8 por ciento sobre el 30 por ciento y no sobre el 100 por ciento”. Es por ello que advierte que difícilmente de ese modo se pueda llegar a 2017 generando un 8 por ciento de la matriz total argentina a través de energías renovables, tal como pretende el senador Guinle.

Por otra parte, destaca que “es bastante injusto” exigir sólo a grandes consumidores el abastecimiento parcial de energías limpias.

Spinadel sostiene que de sincerarse tarifas eléctricas, tal como lo hacen países vecinos como Brasil y Uruguay, buena parte de los consumidores instalarían fuentes renovables porque serían mucho más fáciles de amortizar.

Sin embargo, sin dejar de reconocer que a los estratos más carenciados de la argentina le son de gran ayuda este tipo de subvenciones, la eminencia expresa: “hay grandes subsidios que parten del estado a sectores de la sociedad que pueden pagar las tarifas sin necesidad de percibirlos”.

Explica que el verdadero despegue de las fuentes renovables de energía en nuestro país es inherente al cese de las contribuciones estatales en la facturación eléctrica.